Actualidad

Mató a su ex, hirió a sus exsuegros y escapó

Fueron de visita a Guairá y la cuarentena los dejó varados allá. El hombre tenía orden de exclusión de hogar.

Juntos, Cynthia Beatriz Orrego Sosa y su novio Timoteo Epifanio Ferreira Martínez habían llegado en marzo pasado a Natalicio Talavera, en Guairá, desde Mariano Roque Alonso para visitar a los padres de ella.

Pero la cuarentena los obligó a quedarse allí más del tiempo previsto y el paso de los meses generó constantes peleas de pareja que, por la actitud violenta del hombre, terminaron con una orden de restricción de acercamiento hace 15 días.

La ruptura y la orden judicial dejaron un profundo rencor en el hombre, que ayer regresó a casa de sus exsuegros decidido a acabar con la vida de Cynthia. Y así lo hizo.

Cuando eran apenas las 6:45 de la mañana del lunes, Timoteo llegó a pie a la casa ubicada en el barrio Virgen del Rosario, entró por la parte trasera y, con un cuchillo, atacó a toda la familia.

La peor parte se llevó Cynthia, quien falleció camino al Hospital de Trauma. Ella fue ingresada de urgencia al Hospital de Paraguarí, donde se produjo su deceso alrededor de las 16:10.

La víctima del nuevo caso de feminicidio recibió varias estocadas en el pecho y el estómago. Su madre, Julia Sosa de Orrego, de 67 años, también fue derivada al hospital capitalino, donde se encuentra en grave estado, con heridas en el cuello y la espalda.

El padre de Cynthia, don Leoncio Orrego Garay, de 73 años, fue quien tuvo más suerte. Él también fue herido, pero se encuentra estable.

El arma del crimen fue levantada en el lugar por agentes de Criminalística. El autor huyó del sitio a pie como había llegado. Sigue prófugo.

Amenazó con matar a su señora

En San Roque González, Marciano Fleitas (57) fue detenido por agentes de la Comisaría 12 cuando perseguía a su mujer amenazando con acabar con su vida y la de sus hijos, cerca de las 14:00 del domingo. La mujer abandonó su casa junto con sus hijos para ir a la residencia de su padre, cansada de los maltratos de su marido. Fleitas amenazó con disparar a los policías, pero debido a su estado de ebriedad no pudo y acabó preso.

Dejá tu comentario