Actualidad

Mató a asaltante y demanda al Estado tras ir a la cárcel

Entraron a robar a su casa y usó arma del malevo para defenderse.

Cinco largos años de idas y venidas, entre juzgados y tribunales, y casi tres años y medio en prisión, parecen ser una pesadilla latente en Eligio Gómez Cristaldo.

“Los tres primeros días en la cárcel no dormí. Recién al cuarto día, cuando me llevaron al pabellón hermano (cristiano) pude descansar”, contó a EXTRA.

El hombre recuerda hoy todo lo que tuvo que pasar, con la ilusión de encontrar justicia.

Eligio fue a parar a la cárcel días después del 25 de marzo de 2013, cuando los hermanos Erinaldo y Leónido Villalba irrumpieron en su domicilio de la fracción San Alfredo de Concepción mientras tomaba tereré con su esposa.

Le pusieron un arma en la cabeza exigiendo que entregara todo lo que tenía.Pero el señor reaccionó y, en medio de un forcejeo, logró despojar de su arma al asaltante e, intentando expulsarlos de su propiedad, acabó hiriendo a Leónido, quien falleció posteriormente.

“Yo no quise matarle, me asusté”, alegó Gómez.

Tres juicios soportó

Previamente, fue remitido a la penitenciaría regional, donde pasó nueve meses a la espera del primero, en el cual fue condenado a 15 años de prisión.

Dos años y cuatro meses pasó preso posteriormente, hasta que finalmente, en junio del 2018, un tribunal lo absolvió y en octubre del año pasado el Tribunal de Apelaciones ratificó la absolución.

Esto motivó a que él y su abogado Nelson López presentaran una demanda contra el Estado y el primer tribunal conformado por los jueces Mabel Torres, Julio César López y Félix González.

Los demandantes solicitaron G. 2.000 millones como indemnización por daños y perjuicios ocasionados.

“Trabajé muchos años para tener todo lo que tenía, con mucho esfuerzo. Y tuve que vender todo. En cinco años se fueron mis ahorros, mi ganado, cultivo y hasta camiones. Lo único que no vendí fue mi casa, pero tuvimos que dejar porque teníamos miedo”, relató Gómez.

20200621-010 material a,ph02_23427_20670367.jpg
"Mi familia todos los días me visitaba", dijo don Eligio.

Contó que durante su estancia en la cárcel recibió constantemente amenazas por parte de familiares del fallecido, por lo que sus parientes migraron hacia Asunción para resguardarse.

Hermanos eran temidos asaltantes

Los hermanos Villalba eran asaltantes de la zona y contaban con varias denuncias en comisarías de la zona, entre ellas de las localidades de Hugua Guazu, Loreto y San Alfredo.

Varias denuncias llegaron a fiscalías y constan en el registro de expedientes. Sin embargo, la Justicia nunca hizo seguimiento a estas, lo que les permitió a ambos hacer lo que querían en esa región, señaló el abogado Nelson López, representante legal de don Eligio.

Dejá tu comentario