Extra

Actualidad

Mataron a un guardia para alzarse con G. 550 millones

Delincuentes atacaron cuando estaban reponiendo un cajero.

Pedro Velázquez (63) se quedó afuera, frente a la puerta del cajero, custodiando a su compañero que estaba reponiendo el dinero en la máquina. De repente, un auto blanco se estacionó detrás del camión de caudales de la firma Yrendagüe, poco después, cuatro hombres, a cara descubierta bajaron de él y comenzó una balacera.

Al ver las intenciones de los delincuentes, Velázquez comenzó a disparar, pero una bala se incrustó en su pecho; a pesar de tener el chaleco antibalas, y lo tumbó al piso. En el video se ve que rápidamente se levantó del suelo y corrió a buscar refugio detrás de una camioneta, mientras que su compañero salió corriendo del cajero. A pesar de estar débil, el guardia herido intentó atacar a los delincuentes, pero muy mareado cayó desmayado.

Los bandidos, al tener acorralados a los guardias, procedieron a llevar el dinero; unos G. 550 millones, y se dieron a la fuga. Don Pedro, quien seguía con vida, fue auxiliado por los Bomberos al Hospital de Capiatá, pero lamentablemente no aguantó la herida y murió.

El mortal asalto ocurrió ayer, cerca de las 11:30, en el kilómetro 18 de la Ruta I, al costado de una conocida fábrica de jabones.

Abandonaron

Según el informe policial, el auto usado por los delincuentes para el atraco, fue abandonado a pocos kilómetros del suceso, sobre la Ruta I. Según el comisario Rubén Paredes, el rodado fue denunciado como robado en julio pasado. Hasta ayer, no se sabía nada del paradero de los delincuentes.

Inútil dicen a Marito

En el video que se grabó en el mortal asalto se escucha a una persona muy dolida, quien dijo: “Marito esto es tu Gobierno, renunciá inútil, no servís para nada. Ni dos días hace que mataron a un comisario y ahora esto”.

Dejá tu comentario