Actualidad

Matan a tiros a dos hermanos en medio de un festejo colo'o

Dos sobrevivientes fueron llevados a Asunción: ocurrió en el Chaco. Calculan que autor del crimen cruzó hacia el brasil

Eran como las 2 de la mañana de ayer. Un grupo de personas seguía festejando el triunfo de Hilario Adorno (ANR) como intendente electo de Puerto Guaraní, un pequeño poblado que está a unos 30 kilómetros de Puerto Casado, Alto Paraguay, Chaco.

Corría abundante cerveza, caña y cada tanto tocaba la Polca Colorado e incluso había tiros al aire cuando eso.

Todo era jolgorio hasta que el diablo metió la cola y un tal Julio César Vargas, alias “Moto”, recordó que horas antes casi se moqueteó con unos vecinos.

Fue así que, al parecer, “Moto” se fue nuevamente hacia donde estaban los tipos y comenzó de nuevo el problema, trompadas incluidas.

Algunos querían atajar la camorra, pero ya iba a ser difícil porque todos estaban muy borrachos para entender que no es bueno pelearse. Se escucharon varios disparos e inmediatamente cuatro personas cayeron al suelo. Vargas comenzó a correr con un revólver calibre 38 en la mano. Se piensa que fue a su casa para agarrar algunas cosas y pedirle plata a sus parientes para poder escapar.

Los heridos fueron trasladados al Hospital Distrital, donde fueron identificados como los hermanos Diego Atilio (26) y Elio Adalberto Ferreira (36), ambos domiciliados en el barrio Yvy Pyahu de esa localidad: ambos murieron a raíz de los tiros.

Su otro hermano Jorge Adrián Ferreira tuvo más suerte porque ligó un balazo en el muslo, mientras que Pedro Adrián S.D (17) fue alcanzado por una bala en el abdomen.

El comisario Nelson Rojas, jefe policial de Prevención de Alto Paraguay, se trasladó a Puerto Guaraní y afirmó que buscaron a “Moto” en varias partes. Muchos le dijeron que el tipo posiblemente cruzó hacia el Brasil, poco después de haber cometido el atentado.

Jorge Adrián Ferreira y Pedro Adrián fueron estabilizados en el citado centro asistencial, pero había un gran problema con ellos: los plomos no tenían orificio de salida.

Los doctores dijeron a parientes de los sobrevivientes que no había caso para que ellos les saquen las balas allí.

Dijeron que debían rumbear a Asunción lo antes posible, para que sean atendidos en el Hospital de Trauma.

Ayer, en horas de la tarde, los heridos fueron trasladados al establecimiento médico capitalino, según confirmó el comisario Rojas.

Con ellos se trasladaron algunos familiares que son de escasos recursos.

El entierro de los hermanos Pereira será en la tarde de hoy en el pequeño cementerio del pueblo chaqueño, que no tiene más de mil personas en zona del casco urbano, según algunos datos.

Dejá tu comentario