Extra
clima
24º C
G 6300
Dólar venta
G 6240
Dólar compra

Actualidad

Masones "legítimos" dicen que Portillo no es miembro

El diputado es parte de un nuevo grupo denominado Alquimia 357.

El diputado Carlos Portillo (PLRA) es un nuevo miembro masón pero no de La Gran Logia Simbólica del Paraguay.

Esta logia es considerada la “legítima”, debido a que es la primera y la más antigua, creada hace 120 años.

El gran maestro masón, Eduardo Dedoff, aclaró ayer que el diputado Portillo no forma parte de la logia. El comunicado se difundió luego que en las redes sociales se compartiera la fotografía del legislador en una reunión masónica. Los internautas opinaron que la masonería perdió su prestigio al dar la bienvenida al diputado que es acusado de supuesto tráfico de influencias.

No es bienvenido

El fiscal Édgar Sánchez, serenísimo Gran Maestro, manifestó que en La Gran Logia Simbólica, Portillo difícilmente sea aceptado como miembro.

Para ingresar en la agrupación, el interesado debe ser invitado por un hermano masón y ningún miembro debe estar en desacuerdo con su ingreso. El segundo filtro, revisa todo el prontuario del ingresante: antecedentes policiales, judiciales hasta Informconf. Si no es una persona de bien o que no cuente con prestigio, no pasaría los filtros. Sánchez aclaró que Portillo nunca fue propuesto por ningún hermano.

Nueva Logia

El grupo masón que abrió las puertas al cuestionado diputado, es denominado Logia Alquimia 357. Es una de las más de 10 corrientes surgidas luego de quiebres con la “legítima”.

Portillo ha pasado por una serie de pruebas y actualmente tiene el primer grado de “aprendiz”, de los 33 que se tiene en estas hermandades.

Alquimia 357, en su página web, se presenta como una institución fundada en la filosofía y destinada a trabajar por la justicia, la solidaridad y la paz.

El iniciante es denominado profano hasta que logre escalar. Las pruebas para ser aceptados son: presentar documentos personales junto al pedido oficial para ser miembro; una entrevista informativa con un hermano designado. Si pasa estos filtros, se lleva a cabo la “aplomación bajo venda”, consiste en vendar los ojos al ingresante y, dentro del templo, ser entrevistados por todo el consejo masón.

El diputado Carlos Portillo ha superado estas pruebas iniciales.

Dejá tu comentario