Extra

Actualidad

Maridos celosos se colocan frente a instituto, afirman

Se amontonan para esperar a sus doñas y crean roncha, denuncian. La directora respondió que solo es rumor de gente malintencionada.

Un tremendo lío se armó luego de que se haya viralizado en grupos de wasap la existencia de una supuesta circular que prohibía a las parejas e hijos de los profesores del Instituto de Formación Docente (IFD) de Curuguaty asomar sus narices en la casa de estudios.

Un poblador de la zona, que prefirió no exponerse, contó a EXTRA cuál sería el motivo de esta insólita decisión.

Supuestamente, cada viernes y sábado, días en que se desarrollan las prácticas de los profes, la muchachada se amontona frente a la institución por celos, debido a que allí acuden miembros de comunidades indígenas y educadores que no son nativos.

“La mayoría, generalmente los ‘paraguayos’, se va a esperar ahí horas en sus motos o autos, quieren crear líos”, dijo.

Según nuestra fuente, más de 40 personas están allí, algunos con sus hijos pequeños, lo que hace que las doñas se distraigan de las clases.

Otro poblador contó que, al aparecer, los trabajos en equipo son los que le dan dolor de la cabeza a los señores.

Trabajo en grupo, el problema

“No tienen trabajo parece los maridos por eso se van, el problema parece que empieza cuando tienen que hacer algo en grupo y se mezclan indígenas con los que no son”, agregó.

La supervisora de las comunidades indígenas de la zona, Filomena Portillo, dijo que no hay ninguna queja de nadie al respecto.

“Son informaciones falsas, si fuese así, la directora del instituto ya me hubiera comunicado, no hay nada de eso”, aseguró.

Hacen llorar a niños adrede, dicen

El entrevistado mencionó que incluso ‘los paraguayos’, le hacen llorar y todo a los niños afuera de la institución con el fin de llamar la atención de las mamás.

El hombre opinó que eso hace que los que se están formando no hagan bien su tarea.

“No sé por qué hacen eso, deberían esperar a cuadras de ahí para no incomodar ”, tiró.

Explicó que tanto indígenas como los no nativos esperan allí a sus parejas.

Según uno de los pobladores que prefirió no revelar su nombre por temor a represalias, los impacientes caballeros hasta bocinan frente al Instituto. “A veces bocinan porque ya es la hora de la salida y dicen que ya se quieren retirar para sus casas y esas cosas”, tiró.

“No hay ningún inconveniente”

La encargada de despacho de la IFD, Sandra Herrera, negó rotundamente el hecho y aseguró que solo se trata de rumores malintencionados.

“Yo siempre soy la última en retirarme y no es así, por el contrario, tuvimos lindas actividades el viernes donde interactuaron los alumnos de pueblos originarios y los no; tampoco hay problemas por los hijos que acuden con los padres que son solo 3, no hay ninguna circular que prohíba eso, ni siquiera lo pensé”, mencionó.

Aseguró que a pesar de que estén queriendo criticar en vano, seguirán firmes en sus trabajos.

Dejá tu comentario