Actualidad

Mamá de fallecida tras aborto hizo estremecedora confesión

Sospechan que ella pudo obligarla a someterse a la intervención. La mujer, el médico mau y la novia de este fueron imputados por homicidio.

Ni las manos le temblaban al hablar a Juana D. mientras hacía su frío relato sobre el último viaje de su hija, Sofía, a Ciudad del Este.

La muchacha, de 28 años, iba en el asiento trasero de un coche al lado de Juana que evitaba que la gente pille que viajaban con el cadáver de su propia hija.

“Le alzaron al vehículo como si estuviera viva, sentada y atajada por su madre”, relató a EXTRA Favio Santacruz, jefe de Antisecuestro de la capital esteña.

Al pisar suelo altoparanaense, Juana dejó el cadáver de su hija en su casa y fue al Puesto Policial N° 5 para avisar que murió de un infarto.

Pero su declaración no convenció a los policías y avisaron a la fiscal de turno Zunilda Ocampos. La abogada ordenó su detención y la autopsia de la fallecida.

Un corte en el vientre de Sofía y las señales que dejó la extracción de un feto a través de un aborto confirmaron que su deceso no fue natural.

“De película fue, no entendemos cómo la mamá tuvo el coraje de hacer eso y defenderle hasta el último a un extraño”, cuestionó el oficial en referencia al médico mau Carlos Alberto Martínez, detenido junto con su novia Diana Concepción Céspedes Melgarejo, también médica mau, el domingo.

Dos clínicas

Carlos la sometió al procedimiento en una clínica clandestina montada en su casa de la ciudad de Caaguazú, departamento del mismo nombre. “Fue transformada para operar como sanatorio”, refirió Santacruz.

Juana resultó ser empleada del citado médico, en una clínica clandestina de Ciudad del Este.

“Tenía un domicilio en el barrio Don Bosco, que utilizaban también como clínica clandestina y la madre de la chica era la encargada de hacer la limpieza ahí”, refirió el uniformado.

Santacruz lamentó la actitud de Juana, asegurando que no mostró dolor siquiera ante los hechos. “De ninguna manera se notó arrepentimiento de todo lo que hizo”, lamentó el investigador.

Dijo que incluso no se descarta que ella le haya llevado a someterse a la cirugía que le sacó la vida.

“Por las reacciones y las manifestaciones que ella hacía, nosotros no descartamos la posibilidad de que ella le indujo a su hija a abortar”, refirió.

Pesado prontuario desde el 2013

El policía comentó que se presume que el médico mau cometió mala praxis teniendo en cuenta los diversos antecedentes que tiene el supuesto doctor desde el año 2013. Mencionó que la novia del médico, Diana Concepción Céspedes Melgarejo, es estudiante de medicina pero que Carlos hasta el momento no presentó documento alguno que avale que es profesional. Juana, Diana y Carlos fueron imputados por aborto y homicidio culposo.

Dejá tu comentario