Actualidad

Mamá e hija vuelven a verse luego de 46 años

"Siempre la busqué, me faltaba un pedazo mío", dijo tras abrazo a la madre.

Ángela Castillo no pegó un ojo en toda la noche, estaba ansiosa por que amanezca para tomar el colectivo que la lleve a Pedro Juan Caballero, el viernes.

Era el día en que iba a poder abrazar a su mamá luego de 46 años. “Siempre la busqué, me faltaba un pedazo mío”, contó a EXTRA la doña, que vive en Capiatá.

Ella ya había ido a dos canales de televisión y a radios, pero nunca tuvo noticias.

El jueves, con ayuda de su hija de 11 años, volvió a publicar su historia en las redes sociales, contando que tenía raíces pedrojuaninas, y justo le leyó el comunicador David Ocampos, que conduce un programa folklórico en radio Amambay 570 AM.

Esa misma tarde le llamó para que hable en la emisora, y en menos de dos horas recibió un telefonazo que cambiaría su vida. “Hola, soy tu hermana”, le dijo la voz al otro lado.

“Me quedé helada, se me cayó el celular y se cortó la llamada, enseguida me hizo una videollamada”, contó Ángela. Así ya vio a su mami antes del viaje. “Yo no tenía ni fotografías, ni idea de cómo era”, mencionó.

El viernes a la tardecita llegó a la terminal, con flores para su reinita, Faustina Giménez. “Cuando le vi a mi mamá volví a nacer”, dijo.

Luego de eso fueron a Ponta Porã, Brasil, donde vive doña Faustina, de 66 años. Se quedará con ella hasta la próxima semana.

Le contaron que era una familia grande y que tuvo nueve hermanos, pero algunos ya no están. Todavía le falta conocer a cuatro, que viven lejos en el vecino país.

Faustina se separó de su hija cuando fue junto a su mamá a Pedro Juan y el papá no le dejó llevarla. Cuando quiso volver a Santaní, ya no estaban.

Dejá tu comentario