Actualidad

Luna de miel de horror en el Cerro Arco

Una pareja decidió pasar su luna de miel en Tobatí y acabó siendo la peor experiencia en familia.

A un discreto casamiento, le siguió una luna de miel local para la familia Loose Duarte. Leandro Loose y su esposa Eli Duarte, decidieron pasar el dulce momento con sus dos hijos de 5 y 8 años, en Tobatí. Se hospedaron en un hotel y en la mañana del lunes 26 de abril se alistaron para salir a conocer la ciudad. “Mi hijo quería escalar y aprovechamos que no había tanta gente. En el hotel me dijeron que había un Cerro Arco muy lindo para poder escalar y que había guía”, relató Eli a EXTRA.

A eso de las 9:30 salieron y media hora después estaban cerca de llegar, momento en que fueron sorprendidos por dos hombres. “Uno tenía el rostro tapado con una máscara de Hulk y ambos machete”, relató la mujer.

Uno de ellos intentó agarrar a su hijo y Eli le rogó que no le toque y lo acercó a ella. “Mi marido le pedía que no le asusten a los niños y le pegaron en la espalda con el machete”, recordó. Todo ocurrió en alrededor de cinco minutos que fueron eternos para Eli, según dijo ella misma. Les entregaron un celular y G. 300.000 que tenían.

Cuando por fin les dejaron ir los ladrones, fueron hasta la casa más cercana, pero la dueña les dijo que de balde iban a llamar a la policía, porque ellos conocían a todos los ladrones del cerro. Igual llamaron al 911. Luego de casi una hora, decidieron ir hacia la Comisaría 18.

Cuando llegaron, los policías les mostraron fotos de conocidos delincuentes de la zona y el marido reconoció a uno de ellos. “Sabían el nombre y todo. ‘Sí, fulano es’, nos dijo el policía”, dijo indignada.

Comentó que según los policías, el ladrón robaba para pedir recompensa por lo robado y que ellos debían ir a buscar. “Salimos nomás de la comisaría y volvimos”, lamentó.

Otro caso ocurrió el sábado pasado

Un grupo de cuatro chicas el sábado también fue víctima de robo por parte de un solitario machetero, en el mismo cerro. El hombre no solo se llevó los celulares de tres de ellas, sino también las manoseó y agredió físicamente, contaron las víctimas, quienes además denunciaron la inacción policial en el caso. Una de las víctimas, Patricia López, lamentó que hasta parecía que los policías eran cómplices del delincuente por la forma en que actuaron.

Dejá tu comentario