Extra

Actualidad

Los reos fueron "sacrificados", dicen familiares

Tras la tragedia, pillaron 4 presos "estancieros". Rotela fue llevado a la Agrupación.

Una llamada de su hermano Carlos Patricio Segovia Giménez desde la cárcel de San Pedro dejó muy angustiada a Dionisia Giménez.

Eran alrededor de las 10 de la mañana del domingo, cuando con una voz áspera y temerosa, como si se escondiera para hablar con ella, le dijo: “Ápe hendy, che hermana” (Acá está jodido, mi hermana).

Carlos parecía estar despidiéndose y penosamente así fue. El hombre de 35 años fue uno de los cinco decapitados durante la sangrienta masacre en el Penal de San Pedro.

“Me dijo ‘acá se están peleando pabellón contra pabellón’... y yo ‘cuidate que na’, fue lo último que le dije”, dijo desconsolada la mujer a EXTRA.

Dionisia contó que al principio no se preocupó, porque en la noche del domingo no vio su nombre entre los fallecidos, pero en la mañana de ayer rompió en llanto al escuchar el de su hermano. “Él no quería luego ser trasladado porque no quería estar lejos de nosotros”, expresó dejando caer algunas lágrimas.

Doña Edelia Sánchez, tía de Sergio Cabrera, por su parte dijo tajantemente que “prácticamente fueron sacrificados”, afirmando que todos los fallecidos, incluido su pariente, eran solo consumidores.

Según Dionisia, su hermano le contó que desde el jueves ya se venían haciendo una serie de revueltas en la cárcel sanpedrana, pero las autoridades nada hicieron para evitar el sangriento final que enlutó 10 familias en la peor masacre carcelaria.

El último en morir fue José Ozorio, quien falleció en el Hospital de Trauma. Los cuerpos fueron trasladados hasta la Morgue Judicial de Asunción, donde fueron inspeccionados. Todos los fallecidos son del área Metropolitana y Central.

De 400, 10% es brasilero. El ministro del Interior Juan Ernesto Villamayor comentó un bajísimo porcentaje de los miembros del Primer Comando Capital en nuestro país es de origen brasilero, totalizando 40 hombres. El resto, es de nacionalidad paraguaya.

Doña Dionisia comentó que su hermano no quería ser trasladado, pero que debido al hacinamiento lo llevaron al interior. “Los vecinos reconocieron su cabeza en las fotos, me quisieron mostrar pero yo no quise ver”, dijo entre llantos la desconsolada mujer.

Siete fueron identificados

El médico forense Pablo Lemir comentó que dos de los fallecidos aún no han sido 100% identificados. Aparentemente son los hermanos Denis Iván (22) y Marcial Paredes Espínola (30), cuyos cadáveres estaban totalmente calcinados. Los demás fueron entregados a sus familiares.

Doña Petrona Paredes, comentó que la mamá de sus sobrinos Marcial y Denis, que no han sido identificados al 100%, está presa en el Buen Pastor, y al saber la noticia, quedó muy mal. Ella reclamará los cuerpos cuando se confirme que son ellos.

Llamó al papá a felicitar

“Al mediodía le llamó a su papá para felicitarle y le dijo que estaba bien”, contó en medio de llantos la tía. Dijo que su sobrino era constantemente trasladado de penal en penal, pero que él nunca se quejaba.

Pillan una granja VIP

4a15ff2d-f715-4c97-89c0-23c34817de24.jpg

De rebote, durante el allanamiento a la cárcel de San Pedro, la fiscala Dominga Benítez pilló al fondo del predio y separado del mismo una granja VIP, que albergaba a peligrosos criminales.

Entre ellos figuraban Víctor Brítez Aranda, condenado a 26 años por tenencia de sustancias estupefacientes; Ramón Benítez, condenado a 15 de cárcel por homicidio doloso; Tranquilino Giménez, condenado a 21 años y un cuarto ocupante cuya identidad falta confirmar.

Devoto a la Virgen

javier armando rotela.jpg

Armando Javier Rotela, el padre del delivery de drogas, fue trasladado a la Agrupación Especializada en la tarde del domingo.

Devoto a San Miguel y a la Virgencita de Caacupé, el criminal habría ordenado el levantamiento de sus adeptos en Tacumbú.Solo cuatro de los pabellones estuvieron fuera del amotinamiento. Estos fueron el Pabellón D, Remar, Adventista y Libertad.

Nueve pagaron por uno

De acuerdo a las expresiones del director del penal de Tacumbú, Jorge Fernández, la masacre de San Pedro tendría como detonante el asesinato de Wilson Antonio Diana Pereira, un soldado del Primer Comando Capital.

El hecho había ocurrido el 13 de mayo pasado en la cárcel capitalina y el autor habría sido uno de los miembros del clan Rotela.Diana Pereira en el 2017, también había causado la muerte de otro reo, durante una riña en el mismo penal.

Dejá tu comentario