Actualidad

"Los pacientes nos piden socorro para salvar la vida"

El terrible día a día de médicos que ponen pecho al COVID-19. Por la presión, varios están siguiendo tratamientos psicológicos.

“Ahora no hay un solo día que no llore, me escondo en el baño y me pongo a llorar”, dijo angustiado el Dr. Jorge Maidana, médico de un sanatorio privado, encargado de atender a pacientes de terapia intensiva con coronavirus.

El médico contó a EXTRA que su vida y la de sus colegas se envolvió de angustia, ansiedad y depresión desde hace meses por la presión de enfrentar a la enfermedad y ver morir en sus manos a mucha gente.

“Varios médicos vivimos destrozados, tristes y llorando algunas veces por los pasillos cuando nadie nos ve. Nos piden socorro los pacientes para salvar su vida. Muchas veces trabajé destrozado, me automedicaba para dormir, días enteros no comía ni tomaba agua por la presión que se siente”, reveló Maidana.

Para el Dr. Carlos Morínigo, de Ineram, estos últimos meses fueron de mucha presión y ansiedad, por la cantidad de pacientes que tienen y la falta de insumos en ocasiones.

“Hay momentos que quebramos y tratamos de contenernos entre los médicos en el poco tiempo que tenemos en los pasillos mientras trabajamos. Prácticamente vivimos en el hospital y nos afecta mucho el miedo, ver a los pacientes desesperados y ver que su vida se va apagando”, señaló el médico.

Aclaró que el miedo de los trabajadores de blanco no es contagiarse a sí mismos, sino a sus familias y pacientes sanos.

Van a psicólogos

Muchos médicos afirmaron que viven con una crisis mental a causa del exceso de trabajo y la presión de salvar vidas.

Carmen Cabral, psicóloga, indicó que ahora tiene decenas de pacientes médicos y que muchos de ellos ya tienen hasta depresión y “tendencias suicidas”. “Muchos se volcaron al alcohol y al cigarrillo”, acotó la profesional. Elisabeth Adorno, psicóloga, dijo que algunos, incluso, se sienten culpables por no poder salvar a todos.

Decaídos

“Muchos compañeros están muy presionados, decaídos y hasta tristes, por eso acá en el hospital, por ello nosotros contamos con un psicólogo que trabaja exclusivamente con ellos y con las enfermeras. La salud mental está en juego por todo lo que vivimos ahora los médicos”, mencionó el Dr. Derlis León, director del Hospital Barrio Obrero.

Mucha presión

“Es impresionante la presión que cargamos por estar todo el día a la guardia de los pacientes, lidiar con el maltrato de muchas personas que no entienden que nosotros también somos seres humanos y que nos cansamos. Vivimos con insomnio y ansiedad”, dijo el Dr. Arturo Rabito, médico de la Unidad de Salud Familiar.

Dejá tu comentario