Actualidad

"Los hombres me temen por ser más alta que ellos", dice

Joven de 1,83 de altura dijo cómo es medir más que el promedio. La ventaja es que ven más lejos y alcanzan las cosas más fácilmente.

Milena Fernández (23), desde que se sube a cualquier Bolt, nota que los choferes varones empiezan a ponerse nerviosos. Con sus 1,83 metros de altura, dice que le hace dudar hasta al más seguro de los hombres.

“Todos los tipos me tienen miedo porque soy más alta que ellos”, tuiteó el jueves y se volvió viral.

La joven comentó en entrevista a EXTRA que la gran mayoría se siente intimidado porque las altas se ven más grandes que ellos.

“Muchos me preguntan si soy modelo y cosas así por mi altura, pero hay hombres a los que les gusta y a los que les intimida”, dijo.

Mencionó que desde la época del colegio siempre fue la más alta y que esto le dio muchas ventajas.

Alcanzar las cosas que están altas sin mucho esfuerzo y hasta ver más lejos que los demás son algunos de los aspectos positivos, mencionó.

Cuando se va al súper, ella nota la diferencia en la fila de la caja porque la mayoría mide 1,70 metros.

Buscar zapatos

Desde hace dos años que no usa tacos altos porque es un problema encontrar zapatos de su calce, o eran incómodos o le dejaban mucho más alta. “Tocaba casi la puerta”, recordó.

Al ser consultada sobre las bajitas que usan championes con suelas altas, indicó que está bien usarlas si quieren verse más alta con ayuda.

Repercusiones

El tuit de Milena obtuvo 450 “me gusta”. La mayoría de los comentarios fueron de admiradores más que de personas intimidadas.

“Yo no (te tengo miedo)”, mencionó @larocagrey. “En persona”, respondió ella para ver cómo sería en un cara a cara.

Las bajitas siempre se fijaban en mí

Adrián B., de Fernando de la Mora, mide 1,90 metros y se casó con Rossmary M., de estatura “estándar”: 1,69.

“Siempre tuve tendencia a tener novias bajitas. Ellas eran las que se fijaban en mí”, dijo.

Comentó que el mayor inconveniente es conseguir vaquero largo pero con cintura para flacos.

Además, los altos comen más y tienden a subir de peso porque son “huesudos”, señaló.

Ella, por su parte, contó que la ventaja es que al tener un esposo alto, puede usar zapatos de tacones altos. Además de que él alcanza todas las cosas altas que ella no puede.

Colocar cosas encima del ropero, limpiar ventiladores y cambiar fluorescentes son tareas que las puede hacer sin mayores esfuerzos.

A veces, tacos

“Algunos hombres sí nos tienen miedo a las altas, otros no. Creo que un 10% se siente intimidado. No me siento superior a ellos. A veces uso tacos altos. Lo genial de ser alta es que podés alcanzar las cosas que están arriba. No se te pierde nada encima de la heladera”, dijo Ale Z., de Asunción.

Se asombran

“Lo purete es que la gente se asombra cuando te ve, según yo veo, porque en mi trabajo todos son chiquititos. Lo malo es el dolor de hueso, que a la larga todos vamos a sufrir. Mis novias siempre fueron bajas y en la escuela formaba la fila entre los más altos, desde chiquitito”, opinó Rodrigo Smitmans, de Fernando de la Mora.

Temas

Dejá tu comentario