Extra

Actualidad

Los cuidados con la comida rápida

El problema se presenta cuando son ingeridos de manera diaria o habitual, nos dice la nutri.

La comida rápida es, hoy en día, una comida muy consumida gracias a sus intensos sabores, su palatabilidad, y su facilidad para adquirirla. Pese a ser un alimento conlleva una serie de características nutricionales que hacen que no sea aconsejable su consumo habitual.

Entre estas características destaca su abundancia en grasas saturadas y colesterol. Además, contienen bastante colesterol y, aunque su contenido mineral es deficiente, en el caso del sodio sucede todo lo contrario, siendo ricos en este mineral. Son también deficientes en fibra y vitaminas.

Alimentos como hamburguesas, papas fritas, aros de cebolla fritos, pollo frito, pizzas, empanadas y demás snacks forman parte de la alimentación diaria de una inmensa mayoría de personas, que sin darse cuenta están llevando a cabo una dieta poco variada y desequilibrada, con muchas desventajas y peligros para la salud y el bienestar en general; todos estos alimentos se relacionan con la obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes.

Es necesario aclarar que, si estos tipos de comidas fuesen consumidas de manera esporádica, no representa ningún tipo de riesgo para la salud. El problema se presenta cuando son ingeridos de manera diaria o habitual, ya que, genera al largo plazo una carencia de nutrientes con demasiados efectos indeseables para nuestro organismo.

Dejá tu comentario