Extra
clima
22º C
G 6260
Dólar venta
G 6180
Dólar compra

Actualidad

Lo mataron a puñaladas en un "mano a mano" en Luque

Había tenido una bronca con un arriero y falleció al enfrentarlo.

Con la mano abierta al cielo y el machetillo tirado a unos centímetros de su cuerpo quedó muerto en posición boca arriba Néstor Damián Molinas, a un costado de la ruta Luque-Limpio en la tarde de este sábado. Fue tras una pelea con armas blancas en el asentamiento San Pedro del barrio Mora Cué de Luque.

El hombre tenía diferencias marcadas desde el jueves pasado con quien sería luego su homicida, Seferino Pereira, de 35 años.

El autor del crimen está prófugo de la Justicia. Sobre él pesa una orden de captura por violencia intrafamiliar. Molinas también tenía precedentes judiciales, pero por arte de magia o por negligencia de las autoridades consiguió cambiar su número de cédula por el de Agustín Castro, libre de antecedentes, en el Sistema Automático de Identificación Dactilar (AFIS).

“Con la gente de Identificaciones tenemos que corroborar qué pasó, no tenemos su cédula, nada. Solamente buscamos en el sistema y salió su nombre: Néstor, pero con el número de cédula falso que él dio en el momento de su aprehensión por primera vez. Entonces, con su número de cédula aparece otro nombre que le pertenece a otra persona. Y las fotos son casi idénticas”, dijo el fiscal Néstor Cañete.

En el enfrentamiento, uno tenía un machete y el otro, un cuchillo. Ganó el que asestó el primer golpe.

Mamá le reconoció

En principio, la policía no podía identificar al cuerpo por poseer dos nombres, pero ayer en horas de la mañana desde la Morgue Judicial contactaron con la madre, oriunda de San Pedro, quien confirmó que se trataba de Néstor Molinas.

Hizo el penoso viaje hasta la capital para el reconocimiento del cadáver y la entrega de los restos.

“Estamos tras la pista del autor. Ojalá tengamos en el transcurso de los días alguna novedad porque tenemos buenos indicios para poder capturarlo”, sostuvo a su vez el comisario Ulises Portillo, de la Comisaría Mora Cué.

Otras identidades

En anteriores casos de doble identidad, la Fiscalía había imputado en abril pasado a Edmar Reis de Almeida, brasileño, por abuso de documento de identidad y uso de documento publico de contenido falso. Para su identificación, la Policía Nacional envió los registros de sus huellas dactilares a Brasil y coincidió con los de un ciudadano de ese país, saltando su nombre real.

En 2014 se produjo el caso del condenado “narcopolítico”, Vilmar Neneco Acosta, exintendente de Ypehú, quien tenía también doble identidad: paraguaya y brasileña.

Dejá tu comentario