Extra

Actualidad

Llaveó a su familia y dio de excusa "la inseguridad"

La chica está embarazada de casi 9 meses, los dos niños estaban desnutridos. El peruano quedó detenido tras la denuncia en Luque

Sin poder asomar ni las narices fuera de la precaria pieza en la que viven, en un alquiler de Luque se encontraban una joven embarazada de casi 9 meses y sus dos hijos chiquitos, de 3 y 4 años.

Quien se creía el “hombre” de la casa, un peruano llamado Otilio Neria (46), tuvo la pésima idea de encerrarlos bajo llave mientras él iba a la calle, supuestamente, a trabajar.

El cobarde acto llamó la atención de la dueña del inquilinato, quien avisó a la policía lo que estaba pasando.

“Yo misma encontré la puerta con candado. Cuando él nos vio, la abrió, salió la señora, una chica mucho menor que él, se le nota que está siendo manipulada o dominada de alguna manera”, contó la oficial Zárate a Telefuturo.

La uniformada mencionó además que los chicos estaban visiblemente desnutridos.

“Tenían la piel muy pálida, ya están al tanto la Codeni y el Ministerio Público”, agregó.

Pero eso no es todo. La decisión de Neria de poner una tranca por fuera a la puerta impidió a su pareja y a las criaturas hasta irse al baño.

Dijo que están bien

El extranjero alegó que lo hizo por “seguridad nada más”, asegurando que sus niños estaban bien protegidos gracias a eso.

Fue llevado a la comisaría, mientras que la doña y sus retoños fueron al Hospital de Luque.

Culpó al picaporte

Lejos de explicar por qué mantenía bajo llave a su familia, el extranjero se fue por la tangente. Reclamó que no se denuncian sobre los niños de las calles. Luego, se pasó quejándose de la dueña del inquilinato por haberle entregado una pieza sin picaporte.

“Ella me entregó sin picaporte, por eso le puse la tranca con el candado, porque hay inseguridad”, dijo el extranjero. Su versión no le cuadró mucho a la policía, que lo llevó al calabozo.

Dejá tu comentario