Actualidad

Llaveó a su expareja, quería leer sus mensajes de WhatsApp

Víctima estaba con su hija y mamá enferma, las dejó encerradas y sí o sí quería saber si otro ya ocupaba su lugar.

Una noche de terror vivió Norma Graciela Méndez Páez (32), junto con su mamá e hija de dos años, cuando el fin de semana pasado fue al departamento de su expareja para que su hija vea a su papá, Hugo Kamil Troche Rivas (41), pero este las dejó encerradas.

El domingo a la tarde comenzó la discusión, la doña debía de regresar a Asunción, pues su mamá sigue un tratamiento por depresión y debía consultar en la capital, pero Hugo no quería que su ex abandone la casa, por lo que a la noche llaveó toda la pieza.

“Él me decía que no me va a dejar salir, mi mamá le habló mucho también, pero no entendía. Así pasamos la noche y a eso de las 07:00, él salió para ir a marcar en su trabajo. Mientras intentamos salir, pero no teníamos el control del portón principal ya que era un edificio. Luego volvió a las 09:00 y me dijo que la condición para que salga es que le deje mi teléfono, pero me negué, porque es algo mío, se enojó más”, dijo la afectada.

El hombre insistía en que su ex le entregue el celular, diciendo que él le había regalado.

“Yo le dije que le iba a dar una vez que vacíe todo lo que hay dentro, pero no le gustó ya que él quería leer mis mensajes de wasap porque cree que escribo con otros hombres, es muy celoso”, manifestó la víctima.

Como no consiguió nada a la buena, la “atrapada” llamó al 911 y los agentes acudieron al lugar.

“Al ver a la policía comenzó a tranquilizarse y abrió el portón y nos dejó salir”, agregó Norma, quien regresó a Asunción con su mamá e hija. Mientras que el hombre fue detenido por violencia doméstica y coacción.

El caso ocurrió entre la noche del domingo y mañana del lunes en el barrio Santa Ana, de Ciudad del Este, Alto Paraná.

Miedo

La relación terminó hace 3 meses, justamente porque el hombre era muy celoso, sin embargo, la mujer no le negó el derecho de ver a su hija, pero ahora, tras lo ocurrido, tiene miedo por lo que no llevará más a su nena para que lo vea, si es que el hombre sigue así de celoso.

Otro que retuvo con violencia

Una señora con las iniciales N.A.P. de 27 años, denunció que el sábado a la noche, su pareja D.S.C.(54), llegó borracho a la casa y comenzó a golpearla frente a sus hijos menores.

El nene de 8 años intentó abrir la puerta para pedir auxilio, pero la llave tenía su papá, en el bolsillo.

Los vecinos escucharon los gritos e intentaron ingresar a la casa, pero no pudieron, por lo que dieron aviso a la policía. El hecho ocurrió en la fracción Villarrica de Ciudad del Este.

Dejá tu comentario