Actualidad

Ligó 28 años de cárcel por mandar a matar a exnovia

Joven no aceptó el fin de la relación y contrató dos sicarios. Uno de ellos iba a recibir una camioneta y otro G. 5 millones.

Cada vez que Isidro Benítez recordaba a su hija Liliana Elizabeth Benítez (28), su voz se quebraba. Ella era su joya más preciada, trabajadora, luchadora, una guerrera, pero el 27 de enero del 2017 le arrebataron la vida de la forma más cobarde.

El jueves sus asesinos fueron condenados a 28años de cárcel. El crimen ocurrió en Mariano Roque Alonso. Liliana fue atacada por Vicente David Espinosa Garay y Héctor Rubén Garay, quienes fueron contratados por Fabio Nicolás Arrúa, exnovio de la joven.

Don Isidoro contó que su hija mantuvo una relación de solo tres meses con Arrúa; sin embargo, a los dos meses de noviazgo el muchacho le dijo a su esposa que, si Liliana le dejaba, él se iba a suicidar. Eso encendió las alarmas en la familia.

El padre recordó además que, un domingo, su hija los reunió a él, su esposa y a Arrúa, para anunciar el fin de la relación. Fue por ello que al día siguiente el joven se puso en contacto con David, a quien prometió darle una camioneta. Este, a su vez, pidió los “ser vicios” de Héctor, quien supuestamente iba a recibir G. 5 millones.

Un día antes mi hija ya iba a ser asesinada, pero no le reconocieron y le mataron al día siguiente

Cuatro balazos

Ese día Liliana salió dela casa para ir al trabajo en moto y ambos jóvenes ya la estaban pescando en otra motocicleta. Para asegurar, le mostraron su foto a un muchacho que casualmente pasaba por ahí, quien confirmó la identidad de la chica.

Cuando la vieron, uno de ellos le dio dos disparos en la espalda y, cuando ella cayó al suelo, le remataron con otros dos balazos directo al corazón.

Don Isidoro lamentó que la pena que recibieran estas tres personas sea tan leve, pero en algo su corazón se alivianó. “Esto no le va a devolver la vida de mi hija, la justicia es muy blanda en Paraguay”, lamentó el señor.

Ellos negaron todo

Quince días después del asesinato de Lilian, las tres personas fueron detenidas. En aquel entonces manifestaron a medios de prensa que sí estaban implicados, pero durante el juicio oral negaron todo.

Don Isidro dijo sentir mucha rabia y los trató de ratas y caraduras porque hasta el final del juicio dijeron que no tuvieron participación en el crimen de su hija. Pero lo que más lamenta es que los autores no tuvieron piedad de ella. “Lo que más rabia nos dio es que tuvimos que ir al juicio oral, verle a esos asesinos y otra veza su gente que nunca se acercó a nosotros para pedir disculpas”, dijo el hombre.

Temas

Dejá tu comentario