Extra

Actualidad

Liberaron a Pelusa, la perra fifí de Cucho

Durante el allanamiento a la casa de Cucho, ella quedó abandonada.

En septiembre del año pasado se había ejecutado la Operación Berilo que terminó con la detención del supuesto líder narco, Reinaldo Cucho Cabaña, y otras personas más.

Después de esto, todos los bienes de Cucho pasaron a la Senabico, la mansión, la Quinta Nápoles, joyas, muebles, autos, ropas. Pero hubo un cabo suelto, la perra de la familia.

Dentro del inventario de bienes no estaba “Pelusa”, una San Bernardo de color blanco con manchas cafés.

Cucho, a través de su abogado, Pedro Wilson Marinoni, exigió que entreguen a la perra, ya que su hijo le extraña mucho.

Pero ¿quién tenía a Pelusa? La Fiscalía quedó en posición adelantada ante el reclamo, entre indagaciones se pilló que Pelu, fue “incautada” y estaba a cargo de Joel Antonio Chávez, un suboficial del Grupo Especial de Operaciones (GEO) de CDE.

“Yo la estoy cuidando desde hace más de 7 meses”, afirmó.

Recordó que tras el allanamiento, la casa quedó abandonada y después de tres días, un agente de la Senad le había entregado ya que fue lo único que no se decomisó.

Ayer, Pelusa fue liberada y devuelta a su familia por orden fiscal. Estaba flaca y le cortaron su pelaje.

La raza San Bernardo cuesta entre 5 a 6 millones de guaraníes.

Temas

Dejá tu comentario