Extra
Destacados

Actualidad

Liberan paradas para luchar contra el acoso

Lambareñas pueden pedir a micreros desde las 20:00.

Al salir del colegio Johana tiene que caminar varias cuadras para llegar a su casa, en Lambaré. La oscuridad es una de sus peores enemigas, a veces toma algún que otro micro interno, pero su temor sigue siendo la noche, por el peligro que significa.

Desde el viernes, la joven podrá pedir a los micreros que la bajen en lugares iluminados, donde ella se sienta segura sin importar que fuera la parada obligatoria o no. Así, su ciudad se convierte en la primera en habilitar a los transportistas a realizar este procedimiento para resguardar a las mujeres.

Este proyecto es la segunda fase de una campaña promovida por la comuna que busca concienciar sobre esta problemática que sufren las mujeres y niñas estudiantes: el acoso callejero.

Según la directora del Departamento de Equidad de la Municipalidad, Myriam Sánchez, estadísticamente las mujeres son las más vulneradas en las calles, pero que la disposición será para quién desee estar seguro, indistintamente de su género.

Todos los internos

“Desde las 20:00 está firmada la resolución, para bajar pasajeros en lugares donde se sientan seguro, siempre y cuando esté dentro del itinerario que le corresponde. Aunque instamos a los transportistas a realizar desde que oscurece, puede ser desde las 18:30 incluso. Queremos que las niñas que salen del colegio lleguen seguras a sus casas. O las trabajadoras mismas”, dijo a EXTRA.

Cabe destacar que los colectivos internos están equipados con cámara de seguridad, por si hay necesidad de demostrar algo. “Todos los micros internos de la ciudad tienen cámaras de seguridad. Eso facilitará una documentación para una futura denuncia, por ejemplo. Por suerte, también las líneas 41 y 23 dijeron que sí. Ojalá pueda replicarse en otros distritos del país, no solo por el acoso, sino por la inseguridad misma que hay”, indicó Sánchez.

Leé también: Lanzan campaña contra acoso sexual en micros

Carteles que buscan concienciar

“Ni la hora, ni la ropa, ni el lugar pueden justificar el acoso”. “Yo podría ser tu hija, no me mires así”, son algunas de las frases que se observan desde marzo pasado por los colectivos internos que recorren la ciudad de Lambaré y que buscan acabar con este grave flagelo que es el acoso callejero. Son 14 micros que llevan mensajes que van dirigidos a los hombres, pero que beneficia a las mujeres y a niñas, para tratar de frenar el acoso de los sinvergüenzas.

Dejá tu comentario