Actualidad

"Le toqué la frente y le encomendé al Divino Niño"

"Luquitas" podría salvar su pierna, según los reportes médicos.

En la noche del sábado, Marly Quiroga (33) fue a retirar a su amiga que quedó sin colectivo en Luque pero al llegar al sitio escuchó disparos.

Salió de un auto un hombre gritando: “¡Auxilio, mi hijo está herido!”, entonces corrió y vio que era verdad. Estaba Lucas (6) que perdía la fuerza poco a poco.

“Mi espalda, mi pierna, decía, nos asustamos muchísimo, pensé que eran disparos al aire”, dijo.

Los policías responsables de los tiros se enfocaron en esposar al papá en lugar de ayudar, según se observa en las cámaras de seguridad.

“Mi amiga le alzó, yo le tomé a la mamá del brazo y fuimos al Hospital Regional de Luque”, añadió Quiroga a EXTRA.

Reaccionaron también otras personas que conducían un coche delante de ellos y les abrían paso con el símbolo del pañuelo blanco.

La mujer considerada como una de las heroínas del niño contó que en todo momento le preguntaban su nombre y edad pero él respondía débilmente, entonces apretaron el acelerador.

“La mamá sólo quería saber si hablaba, yo le toqué la cabeza y le pedí al Divino Niño que le cuide”, relató.

La sobrina de Marly de 15 años, L.F. quien también estuvo en el coche en ese momento, contó que le impactó ver las heridas de la criatura y tocarle su bracito frío.

Sin título2.jpg

Se descompensó

Marly se descompensó dos veces anteayer en el Ministerio Público cuando iba a declarar. Dijo que no pudo dormir en la noche del sábado.

“Ahora recién estoy bien porque no podía ver la noticia, solo lloraba y pedía que no pierda la piernita”, señaló.

Ella sigue en contacto con la familia y se ofreció a hacerle gratis las sesiones de fisioterapia al pequeño Lucas, porque esa es su profesión. Inclusive mencionó que le gustaría ya tener un hijo.

20200602-008 material A,ph02_15442_20339513.jpg
Testigos auxiliaron mientras el papá era arrestado.
Testigos auxiliaron mientras el papá era arrestado.

Policías imputados

Los policías Juan Amarilla y Derlis Miguel Sanabria fueron imputados por tentativa de homicidio, omisión de auxilio y lesión en ejercicio de función pública. Se exponen a 30 años de prisión.

Para la fiscala Ana Girala no fue un accidente como lo dijo el Ministro del Interior Euclides Acevedo. Por este caso, la Comandancia ordenó el reemplazo del Jefe y del Subjefe de la Comisaría 1ra. Central de San Lorenzo.

Dejá tu comentario