Extra

Actualidad

Le saludaron por su nombre para robarle 40 millones

Las víctimas tenían el dinero tras la venta de una propiedad en barrio Obrero.

Pasaron algunos minutos de las 19:00 horas del viernes, cuando don Salustiano Ramón Fariña (47) y su mujer, Anatolia Aguilar de Fariña (53), se alistaban para disfrutar de una deliciosa cena junto a un pariente, tras despedirse de los albañiles, que hasta hacía algunos instantes laburaban en el lugar, para la refacción de su negocio de comidas.

El matrimonio reside entre las calles Hernandarias y Piribebuy, a pocas cuadras del microcentro de Asunción, donde tienen un negocio de comidas. Dos personas hicieron una pasada por el lugar y al ver que el candado estaba puesto pero sin tranca, decidieron entrar.

“Nde piko don Salustiano Fariña”, saludó uno de los desconocidos. El dueño de casa contestó con un gesto y antes de que termine de pronunciar el sí, los “visitantes” los encañonaron y obligaron a ingresar a una de las habitaciones, donde exigieron la entrega de todo el dinero.

Creyendo que se trataba de un asalto común, decidió entregar todo el dinero de la recaudación de su negocio, pero los asaltantes sabían que había algo más de plata. Ante la negativa del dueño de casa, fueron directo a su dormitorio. Una vez allí abrieron el ropero y extrajeron de su interior 40 millones de guaraníes.

“Ese dinero era producto de la venta de una casita en barrio Obrero”, comentó a EXTRA el comisario Robert Rodríguez, jefe de la Comisaría 1ra. jurisdiccional, quien explicó que los malvivientes tenían pleno conocimiento de lo que había en la casa.

Tanto que, antes de irse con el dinero en mano, uno de los delincuentes le exigió al dueño su celular: un aparato nuevito y de paquete, que recién había adquirido. También se llevaron otro teléfono, una computadora portátil y un taladro.

Rodríguez comentó que según las víctimas el dinero era invertido por la pareja para el mejoramiento de su negocio, por lo que lamentaron profundamente el triste episodio que duró unos eternos diez minutos de terror.

Cometido el hecho, los delincuentes huyeron del lugar a bordo de un automóvil. Agentes de la división de Crimen Organizado de Investigación de Delitos se encuentran investigando el caso. Estos recogieron circuitos cerrados de la zona, que ayudarían a individualizar a los autores.

Dejá tu comentario