Extra
clima
27º C
G 6300
Dólar venta
G 6240
Dólar compra

Actualidad

"Le regalaron su vida a esos delincuentes"

Mortal ataque para fuga de peligroso narco. Ministro renunció y Marito relevó al titular de la Policía.

Familiares del comisario Félix Antonio Ferrari (43), fallecido ayer en el mortal ataque a tiros en la fuga del peligroso narco Jorge Teófilo Samudio González, alias Samura, protestaron ayer por la falta de garantías que tienen los agentes para realizar su tarea diaria.

“Estamos muy dolidos, la familia está destrozada. El comisario Ferrari tiene tres hijos, le regalaron su vida a esos delincuentes, no sabía qué tipo de preso estaban llevando, no le comunicaron en ningún momento”, dijo en la 1080 AM José Aranda Carrillo, cuñado del oficial asesinado. “Él pidió varias veces refuerzos por radio y no fue atendido, eso me confirmaron. Uno de los policías me dijo: el comisario Ferrari me salvó la vida”, continuó.

“La conferencia de prensa del ministro del Interior fue una burla para la familia, diciendo que esto es algo normal al combatir a una organización”, criticó además.

Cambios

Anoche el presidente Mario Abdo Benítez dispuso el relevo del Comandante de la Policía, Walter Vázquez, y aceptó la dimisión del ministro de Justicia, Julio Javier Ríos, a raíz del trágico suceso. En redes sociales, internautas le exigieron el cambio del ministro del Interior, Juan Ernesto Villamayor.

Todo esto fue a raíz de la balacera ocurrida ayer alrededor de las 14:00 sobre la avenida de acceso a la Costanera Norte, en el barrio Santa Rosa, cercanías del Jardín Botánico de Asunción. Allí fueron interceptados un minibús de Institutos Penales, usado para traslado de reclusos, y dos patrulleras policiales que lo escoltaban. Los atacantes eran al menos 8 delincuentes armados, que dispararon contra los vehículos.

Ferrari, subjefe de la Comisaría 1ª Metropolitana, quien iba en una patrullera, fue herido de gravedad y lo llevaron al Hospital de Policía “Rigoberto Caballero”, donde ya llegó sin vida. El suboficial Carlos Araújo (37) y dos funcionarios del Ministerio de Justicia resultaron heridos. Los malevos se llevaron a Samura y los demás reos quedaron en el vehículo del penal de Emboscada, que era el destino de los reclusos. Se desplegó un rastrillaje por la zona, pero hasta cerca de la medianoche no había novedades sobre el fugado y sus cómplices.

Se sospecha de la complicidad de al menos dos guardiacárceles, que fueron demorados.

Dejá tu comentario