Actualidad

"Le pido a Dios para que el virus retroceda"

Abuelito de 75 años reza por las familias paraguayas.

Con la señal de la cruz, don Juan Benítez siempre termina su oración. Por unos minutos permanece arrodillado, se levanta y se va a trabajar, esa es su rutina.

El abuelito de 75 años caló hondo en los corazones de todo el país, tras viralizarse una tierna imagen captada por una persona que de paso, lo encontró ofreciendo su oración al Señor, frente a la iglesia “Espíritu Santo” de Pedro Juan Caballero.

Aunque las puertas permanecen cerradas por la cuarentena, todos los días don Juan se coloca frente al templo y reza con todas sus fuerzas por Paraguay y su familia.

“Le pido a Dios para que el virus retroceda”, dijo a EXTRA.

A pesar de su avanzada edad, el abue vende boletas de lotería y por las mañanas bien temprano limpia el cementerio, eso le genera platita extra para pagar su alquiler.

Sin título1.jpg

Don Juan contó que por ahora no la está pasando muy bien porque ya no puede salir tanto a las calles para vender, y aunque sus familiares le pasan un plato de comida, él quiere seguir trabajando.

Guapo y humilde

Arístides Amarilla, padre de la parroquia “Espíritu Santo”, contó que los abuelitos siguen acudiendo al lugar, hecho que representa un peligro porque son los que más están expuestos al virus.

El sacerdote dijo que don Juan es un hombre de fe, eso le produce mucha admiración, porque es muy guapo y humilde.

Sin título2.jpg

“Es un gran testimonio de fe de que la iglesia se puede cerrar pero que Dios tiene siempre el corazón abierto y eso nos enseña que en cualquier momento y en cualquier lugar, podemos rezar. Aunque las puertas de los templos se cierren, Dios tiene el corazón abierto para sus hijos”, refirió el sacerdote.

Don Juan necesita más que nunca de nuestra ayuda. Llamar al (0985) 924 777.

Dejá tu comentario