Actualidad

Le pegó a su hija con ramita de guayaba y fue condenado

Primera sentencia por castigo exagerado, le dieron un año de prisión. Ocurrió en Ciudad del Este, Alto Paraná.

Salvador G. (37) fue condenado a un año de privativa de libertad por castigar de manera “exagerada” a su hija de 11 años. El hombre ya cumplió la pena, pues estuvo con prisión domiciliaria más de un año, y queda con antecedente penal por maltratador.

El hecho ocurrió el 16 de febrero del 2017, en una casa ubicada en el barrio Ciudad Nueva, de Ciudad del Este, Alto Paraná.

La historia de Salvador no venía para bien, su esposa le había dejado con sus 4 hijos. En una ocasión le pidió a su hija de 11 años que mire a su hermano más pequeñito, pero la nena al parecer se olvidó y perdió de vista a la criatura. En un descuido el bebé llegó cerca del brocal de un pozo de agua, esto vio el papá, se asustó, estalló sus nervios le retó a su hija y luego la castigó.

El hombre agarró una rama de guayaba y con eso comenzó a pegarle a su hija por la pierna.

“La escena vio la entonces excuñada del hombre, que grabó el momento del “maltrato” y lo llevó a una comunicadora y poco después se difundió el video, llegando a manos de las autoridades que intervinieron el caso”, dijo Zunilda Martínez, una de las magistradas del Tribunal de Sentencia.

Viven todo juntos

Durante el debate, declararon la madre de la víctima y un vecino de nombre Wilson Antonio Bareiro, quienes dijeron que el castigo fue porque la nena no cuidó a su hermanito menor. En la oportunidad, se probó que el sujeto ejerció violencia física sobre su hija. Además, quedó demostrada que una sola vez se produjo el castigo físico y hoy en día todos los integrantes de la familia viven en una misma casa.

La misma aclaró que no llegaron a ver la grabación, debido a que en el CD donde supuestamente estaba el video, no había nada. “No se sabe qué pasó, pero el video no estaba. Además, la Fiscalía pidió solo 1 año y dos meses, por lo que la condena salió un año, pero como el hombre ya estaba cumpliendo con prisión domiciliaria eso se le computó, por ende ya está libre”, dijo la jueza.

Lesiones leves

La menor fue examinada por la médica forense, doctora Raquel Cáceres, quien confirmó que la niña había sufrido lesiones a consecuencia de la agresión física, pero solo moretones en la pierna. “También le hicieron estudios ginecológicos para descartar cualquier cosa, pero afortunadamente todo salió que estaba bien”, dijo la magistrada Martínez.

Es la primera condena por castigo exagerado contra un papá.

Temas

Dejá tu comentario