Extra
clima
17º C
G 6290
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

"Le maté porque estaba por abusar de mi hija"

Hombre que asesinó a un mecánico escondió a toda su familia en el interior para que nadie los encuentre. Dijo que recibía amenazas de muerte.

Cinco largos meses nada se supo de Francisco Benítez González (36 ). El hombre desapareció con toda su familia en noviembre del 2018, cuando mató al mecánico Arsenio Erico González (51) e hirió a Carmelo Flores (49), en Luque. En ese tiempo, la policía le buscó hasta debajo de las piedras, sin éxito.

Ayer, Benítez cayó en garras de la justicia de una manera insólita. “Una persona publicó en Facebook que le preocupaba la situación de una mamá y seis niños que estaban en cautiverio, el papá actuaba muy raro, solo salía de noche”, contó a EXTRA el comisario Rubén Paredes, jefe de Investigación de Delitos de Caaguazú.

Los policías montaron guardia cerca del Asentamiento Chircaty de Coronel Oviedo y lo detuvieron, pero pronto pillaron que era mucho más que un extraño padre: era un supuesto homicida.

“Tomó la escopeta, hirió a uno en el rostro y mató al otro, según él, en defensa”, mencionó el uniformado.

Francisco reconoció que, efectivamente, asesinó a su compañero Arsenio, y contó, por primera vez, el porqué. Con voz sollozante dijo: “Actué como papá, vi a uno de ellos encima de mi hija de 11 años, el otro le atajaba, iban a abusar de ella”, detalló, al momento de asegurar que solo quiso intimidarlos.

No denunció

Sobre aquel supuesto intento de violación Benítez no realizó denuncia alguna. “Me asusté demasiado, solo huí, no puede acercarme a ningún lugar porque los familiares del difunto me amenazaron de muerte”, manifestó.

El hombre, que no cuenta con otro antecedente, quedó detenido y a cargo del fiscal Néstor Cañete, mientras que sus retoños y la doña, posiblemente ya no vivan en la clandestinidad.

Dejá tu comentario