Actualidad

Le llamaron por deuda de una amiga difunta

"Le llaman a mi mamá a amenazarle con quitarle la casa", dijo otra víctima.

A principios de año, una compañera querida de doña Carmen de Areguá falleció. Meses después, le comenzaron a llegar mensajes insistentes de un estudio jurídico.

En un principio, solo le dijo que la dejaran en paz porque ella solo fue una referencia personal y no su garante. Pero cada mes, le bombardeaban con llamadas hasta que un día, con todo el dolor de su alma, le dijo que su compañera falleció.

“La última vez que me llamó, le respondí: ‘andá buscale en el cementerio’. Al responderle eso me dice: ¿tiene contacto con algún familiar?, me dio impotencia”, lamentó la doña.

Lourdes Bareiro tuvo una experiencia parecida. “Mi hermana quedó debiendo G. 8.000 y nosotros ni sabíamos por que ella falleció, pero con el tiempo la multa subió. Todo el día llamaban de una cooperativa, comentamos lo sucedido y ni así nos dejaron tranquilos, ‘que para eso está su familia, para pagar’”.

Más reclamos

Mabel Monges (29) tampoco sabe qué hacer con sus cobradores. La joven tiene a su padre enfermo de cáncer en el INCAN. “Saqué préstamo en CrediAgil de G. 5.000.000, el año pasado con mi aguinaldo pagué las cuotas por adelantado, pero en junio ya no pude pagar, mi papá empeoró su salud”, relató la joven a EXTRA.

Monges contó que le dijo a la persona que le escribía que comprenda su situación, pero no hay caso. “Le dije que ni por la pandemia que hay no están teniendo consideración y esa persona me dijo que yo soy funcionaria y que recibo mi sueldo todos los meses ¿Y tengo piko que dejar de pagar los medicamentos de mi papá por ellos?”, dijo muy indignada.

La joven indicó que lleva cuatro meses sin pagar y le llaman hasta a su mamá para amenazarla con quitarle la casa o los electrodomésticos que hay ahí. Agregó no estar ajena a saldar la cuenta, pero que le parece injusto los reclamos diarios y estará pasando su queja a Sedeco.

Intentamos tener la versión de la entidad crediticia, pero el número que figura en su página web no atendió las llamadas. En julio, la misma empresa tuvo que pedir disculpas a una decoradora que recibió mensajes ofensivos por parte de una cobradora de allí porque no saldaba su cuenta, en plena cuarentena.

Aclarando dudas: ¿Qué pasa si el deudor muere?

El abogado Edward Arca, del Centro de Atención al Deudor, explicó a EXTRA que cuando un deudor muere, un acreedor puede abrir sucesión para que se pueda saldar la cuenta. Un juez da hasta 60 días para los reclamos.

“Allí ya entra casa, auto, electrodomésticos. Nosotros le llamamos ‘masa’, un todo. Pero hay algo que se llama Aceptación de la Herencia a Beneficio de Inventario, que quiere decir que se acepta la herencia y de ahí se pagan las cuentas del difunto, pero se separa los bienes del que recibe la herencia. Solamente por elección un familiar puede pagar la deuda de su bolsillo, pero no es obligatorio”, indicó el profesional.

Dejá tu comentario