Extra

Actualidad

Le decían "sapo" y le mudaron de escuela

MEC anuncia que intervendrá en denuncia de bullying.

“Le tuve que mudar a mi hija del colegio porque le trataban de gordita, le ponían por su asiento que era oso panda, sapo gordo y feo. Ahora estamos con tratamiento psicológico y todo”, contó la mamá de una alumna que sufría constantes acosos verbales por parte de sus compañeritas de clase.

La nena cursa el segundo grado en el colegio religioso salesiano Don Bosco, de Ypacaraí, Central. La mujer indicó que todo comenzó a finales de marzo e inicios de abril, tiempo en que su hija sufría bullying.

“Ella ya no quería entrar más al aula, después a la institución y siempre eran a llantos reiterados. Después de la Semana Santa, mi hija rompe en llantos y me cuenta todo”, recordó la doña.

Agregó que ella misma tuvo que intervenir, ya que en la institución educativa nadie le hacía caso, incluso hasta trataron de ocultar el problema, según denunció.

“Yo convoqué las reuniones porque ellos jamás me llamaron. ¿Cómo no se dieron cuenta de que mi hija estaba hasta el mediodía allí? Desde la mañana temprano estaban con ella y no se dieron cuenta de lo que estaba sucediendo”, declaró.

La mamá aseguró que los directivos solo emitieron un comunicado dirigido a los padres de familias en el que solicitaron que no se hable del tema.

“Que nadie hable de nada, que se haga por la vía correspondiente”, señaló la mujer. Indicó que en 2016 ya hubo un caso parecido en la misma casa de estudios.

Sonia Escauriza, directora general de Protección de la Niñez y la Adolescencia del Ministerio de Educación, anunció que solicitará informes a la Supervisión de la zona “para poder actuar de oficio”. Intentamos comunicarnos con la directora Claudia Romero, pero no atendió nuestras llamadas.

24 casos en el país

Escauriza sostuvo que la cifra es alarmante: “Ahora tenemos esos números registrados en mi dirección, sin contar los casos que tienen las Supervisiones, que no son informados”.

Dejá tu comentario