Actualidad

Las historias de los deliverys en tiempos del coronavirus

Los chicos del "mandado" tienen trabajo de a montones. Cobran desde G. 10.000 hasta G. 20.000 por ir al súper o a la farmacia.

“Desde que empezó la cuarentena estoy trabajando las 24 horas, ni tiempo para dormir tengo”, contó a EXTRA Osvaldo Marecos, quien se desempeña como delivery. El joven se encarga de hacer las compras en los supermercados y llevar los pedidos a las casas de los clientes.

En febrero había empezado con este emprendimiento, pero casi no tenía pedidos. Desde que empezó el tema del coronavirus, su teléfono no para de sonar, ya que muchos le piden que vaya a la farmacia a comprar medicamentos, incluso de madrugada.

“Che lomo rasypáma acorré hague (me duele la espalda de tanto recorrer), pero con tal de evitar que la gente se aglomere en supermercados u otro lugar, voy a seguir trabajando”, dijo el hernandariense.

Por ir a hacer compras a los súper, cobra de G. 15.000 a G. 20.000, de acuerdo a la cantidad de cosas que le piden. “A veces debo ir a cuatro locales para conseguir los productos que me piden. Si es para la farmacia, solo cobro G. 10.000”, añadió.

Permiso

También contó que para no tener problemas con las autoridades al recorrer las calles, fue a la comisaría a pedir permiso para poder trabajar.

Ismael González también trabaja como delivery en Asunción, y el fin de semana no le dio tiempo ni para cargar su celular. “La vez pasada tuve que pedir ayuda a una chica para que me cargue la batería, por lo menos diez minutos y encontrar la casa del cliente”, relató.

Al igual que la mayoría de los deliverys, fue a la comisaría a pedir permiso para poder recorrer las calles, entregando los productos a los clientes.

Dejá tu comentario