Extra

Actualidad

Las 15 FRASES más aplaudidas de la homilía que molestaron a los políticos

Foto: UH

Monseñor Ricardo Valenzuela, nuevo obispo de Caacupé, dio una dura homilía esta mañana en la Basílica de Caacupé. Esto molestó, sobre todo, a los políticos, que se pasaron toda la misa con la cara larga. Los devotos de la Virgen le aplaudieron muchísimo. Habló de atrasos del Estado en algunos sectores, de los candidatos que compran votos, de las precariedades en la población, de la corrupción, entre otros puntos.

Te dejamos las frases más polémicas que "picaron" a Cartes y sus ministros:

1-“Se nota ese descontento generalizado de grandes sectores ante la conducta de nuestros dirigentes y autoridades que parecen desconocer la realidad. Peango ñane preocupa’imi hina (Eso nos preocupa)”.

2-“Reconocemos que hay avances en mucho sectores, pero así también, vemos con preocupación algunos atrasos que padecemos otros sectores que las autoridades no pudieron o no quisieron superar por dar prioridad a sus ambiciones personales y de sus grupos”.

3- “Hoy, se ven (esos atrasos) en los pobres centros educativos, sin techos muchos de ellos, en abandonados hospitales sin remedios, en los precarios puentes intransitables y en esa zozobra permanente que sufre la población por falta de seguridad, especialmente en el norte del país, angustiada por la banda del EPP que tiene en su poder a 5 compatriotas secuestrados. Pasaremos otra Navidad sin ellos”.

4- “En el sector estatal de nuestro país, notamos que está sobrepoblado de gente deshonesta y de actos de corrupción, que todos los días van saliendo a la luz pública por los diversos medios. Todos los días se publican estos hechos que nos dejan a nosotros mirando desvergonzados robos en el manejo de bienes y fondos públicos. Desde los puestos de oficinas y grandes cargos se producen todo tipo de actos de abusos del presupuesto nacional. No tendremos la conciencia tranquila si no denunciamos a los corruptos y clamamos por justicia. No podemos permanecer indiferentes”.

5- “Que todos los paraguayos tomemos conciencia de esta grave situación; de lo contrario, el silencio nos convierte en encubridores de estas autoridades deshonestas que están malversando recursos públicos que deben emplearse en beneficio de todos”.

6-“El señor nos dice en el libro del Deuteronomio: ‘maldito quien acepte soborno para quitar la vida a un inocente’”.

7- “Es necesario que en nuestro país surjan fiscales y jueces honestos, valientes  que hagan frente a  estos que dicen ser servidores públicos y deshonestos y que se haga justicia con ellos”.

8- “Hablando de justicia, la nuestra  se encuentra en una de sus horas más delicada en los últimos tiempos. Estamos constatando que no es pronta ni barata, y además responde directamente al poder político. Eso es lo que se ve. La balanza se inclina dependiendo del lado donde se ubica quién tiene más influencias. Los que deshonran las instituciones democráticas deben ser investigados, y también sancionados, porque son una ofensa para la República”.

9-Nos encontramos en vísperas de elecciones. Si es que queremos promover y mantener una conciencia y una verdadera convivencia ciudadanas, no podemos esquivar preguntas como, ¿a quién vamos a elegir?”

10- “Recordamos a cuantos están empeñados en la vida pública y en la campaña electoral que busquen el Bien Común, que no se realicen componendas políticas desechando principios morales y éticos. No prometan cosas que no van a cumplir. No pretendan el triunfo a base de mentiras”.

11- “Recordamos la inmoralidad que supone la compra de votos aprovechándose de la ignorancia y angustiosa situación económica de los ciudadanos. Estos medios solamente sirven para degradar a quienes venden su propia conciencia y a quienes se aprovechan de su conciudadano”.

12-“La ciudadanía exige, que los candidatos sean hombres honestos, eficaces en su gestión pública, que no tengan procesos judiciales y que lleven una familia bien constituida”.

13-La honestidad es ingrediente indispensable para el gobierno de una nación, y más todavía cuando se encuentra en graves problemas”.

14- “También yo y todo ciudadano común del país, tenemos un sueño: La esperanza de vivir días mejores en un Nuevo Paraguay” (…) Donde se dé la búsqueda incansable del bien común como lo fundamental para que cada paraguayo tenga una vida digna, una buena educación para sus hijos, pan para todos, tierra para todos, techo para todos, trabajo honesto para todos, salud integral, para que ese paraguayo se sienta realizado en la vida diaria, y seguridad para todos los habitantes, justicia rápida y eficaz; son nuestros sueños”.

15- “Pero este es nuestro sueño mayor: que los candidatos, políticos, tengan el coraje de ponerse medias remendadas. Les pedimos un poquito más a nuestros candidatos, que NO nos trunquen este SUEÑO de siete millones de paraguayos”

Homilía completa