Actualidad

La vida de Melany tras escapar de Wuhan y el COVID-19

A más de tres meses, la modelo paraguaya está muy tranquila con su familia.

Tras haber pasado la angustia de su vida atrapada en Wuhan en enero, la joven Melany Umann está agradecida por poder vivir tranquila la cuarentena junto a su familia, en su ciudad Raúl Peña, Alto Paraná.

Recordó el alivio que sintió al pisar suelo paraguayo, en febrero, y poder abrazar a su gente, sabiendo que ni ella ni sus compañeros de viaje tuvieron la enfermedad del coronavirus.

Su llegada entonces no pasó desapercibida entre los pobladores, algunos hasta hicieron correr la voz de que se trajo el virus desde China: “Sufrí un poquito de bullying”, recordó. Pero eso ya quedó atrás.

Ahora pasa casi todo el tiempo en su casa, con sus padres y su hermano menor. Con ellos está una prima brasileña, que no pudo volver a su país por el cierre de fronteras.

A veces, Melany puede salir a dar una vuelta en bici. “Vivo en una ciudad muy chica y no hay ningún caso de coronavirus”, refirió. Pero a sus amigos hace tiempo que no los ve, solo habla con ellos por WhatsApp.

Cuando todo vuelva a la normalidad, le gustaría viajar con su familia. Algo que muchos se propusieron en este tiempo.

“Primero a nivel interno, porque sé que en Paraguay estoy segura, ya que no hay tantos casos como afuera. Viajar a Asunción, tal vez, porque nunca me fui allá y me gustaría conocer”, mencionó. Igual, no descarta volver a China algún día.

Dejá tu comentario