Extra

Actualidad

La suegra va a rezar por el novio que atropelló a su hija

La mamá de la víctima dijo que no denunciará al novio.

Una fuerte discusión de pareja por poco acabó en tragedia, en el barrio Jardín Aurora de Pedro Juan Caballero.

El griterío entre Lorenza Domínguez y Manuel Trinidad Benítez, alias Manolo, alertó a todo el barrio, que asomó las narices a la calle para ver qué pasaba.

Según relató Manolo, cerca de las 14:00 del martes él decidió retirarse del sitio y abordó la camioneta Dodge Ram, perteneciente a un cliente, que tenía pendiente arreglar en el taller mecánico en el que trabaja.

“Fue un accidente lo que pasó, ella quiso subirse y yo no le vi. La rueda trasera le pasó encima” afirmó. “Yo mismo le llevé al hospital” continuó.

A Lorenza la atendieron en un hospital privado y posteriormente, por la gravedad de su cuadro, fue trasladada hasta el IPS Central.

La mamá de la chica, doña María González, contó que su hija tiene tres niños y que desde hace seis meses convive con Manolo. “Él se fue a vivir con ella” afirmó.

Agregó que se enteró de lo ocurrido por una amiga y, rápidamente, acudió al hospital donde se encontraba su hija.

“Ella no vive conmigo, una amiga me llamó y me contó que estaba internada” refirió.

Rezará por él

María manifestó que no sabe qué exactamente fue lo que pasó, pero adelantó que no presentará cargos contra Manolo, pues confía en la “justicia divina”.

“No quiero que se le procese porque sé que Dios le va a castigar, hay justicia divina”. Añadió que rezará para que “él se convierta” pues ella no le guarda ni una sola pizca de rencor.

Agentes de la Comisaría 7ma local intervinieron en el hecho. Todo fue comunicado al fiscal de turno, Gabriel Segovia, quien investiga el caso.

Tras dejarla en el hospital, Manolo se borró. Hasta el momento se desconoce su paradero.

Millonaria deuda quedó en el hospital

En la madrugada del lunes, Lorenza fue trasladada hasta el hospital Central del IPS en Asunción, donde fue atendida. Afortunadamente, de momento su cuadro no precisó cirugía, según el parte médico.

Sin embargo, en el hospital privado Viva Vida, donde fue atendida la mujer en principio, quedó una deuda de G 8.902.423, contó Manolo. “Si yo me entrego a la policía me van a detener y si me detienen, no voy a poder trabajar para pagar” dijo.

Dejá tu comentario