Extra

Actualidad

La que encerró a su concu solo le quería "asustar", dice

Eso alega para justificar la falsa denuncia. Además, dijo que él no compra pañal ni leche.

Una discusión bien subida de tono tuvieron ayer un joven y su pareja, en la casa que alquilan en el barrio María Auxiliadora, de Capiatá.

A los gritos de “¡no te vas a ir!”, la mujer impedía que el muchacho salga de la pieza a como dé lugar. Una llamada alertó al 911 de la situación. Agentes de la Comisaría 32 Posta Ybycuá fueron a “rescatar” al sujeto que estaba siendo retenido por la patrona. Se trata de Gustavo I., quien trabaja en una empresa de recolección de basura.

Ese día, el empleado tenía que cobrar la platita de su quincena, pero su pareja, Paola G., lo quería supervisar sí o sí.

Según el subcomisario Jorge Miranda, lo que tanto “enrabiaba” a la chica hasta el punto de acorralar a su media naranja es que este iba a malgastar su dinero.

“Dijo que no lo dejaba salir porque él iba a comprar drogas, mencionó que ellos, principalmente su hijito, pasan necesidades por eso”, contó.

La mujer mencionó a los oficiales que, por culpa de ese vicio, ya le falta leche y pañales a su criatura de 8 meses. Sin embargo, momentos después, ella les narró otra historia.

Denunció maltrato

Acusó a su concubino de maltratarla física y verbalmente. De estar encerrado en su pieza, Gustavo fue a parar al calabozo.

Pero el confuso incidente no quedó ahí. La chica cambió de versión: dijo que no fue víctima de ninguna violencia.

Ayer, el hasta ese entonces acusado declaró ante el fiscal Benjamín Maricevich, quien dispuso que quede libre.

Dijo que solo quería asustarlo

Luego de todo el escándalo que se armó en la casa y que siguió en la comisaría, la señora reconoció que mintió acerca de que era golpeada.

“Mencionó que lo de la agresión dijo nomás y que lo hizo porque quería asustar a su pareja”, contó a EXTRA Liz Miranda, oficial de la Comisaría 32 Posta Ybycua.

La uniformada confirmó que, tras su declaración ante la Fiscalía ayer, el “secuestrado” por lapa quedó libre.

Dejá tu comentario