Extra

Actualidad

La mujer que viste a la Virgen

Desde el año 1963, la hermana Anacleta Isasi es la encargada de colocar la impecable vestimenta a la imagen de la Virgen de Caacupé. El manto de la Madre Santa lleva hilos de oro y lentejuelas.

La hermana Anacleta Isasi es la encargada de vestir a la Virgen de Caacupé, desde hace 55 años. La religiosa contó que realizar ese trabajo cada año significa pura paciencia y mucho amor.

“Siento orgullo, porque podía ser otra hermana. No sé por qué la Virgen me eligió, podía haber sido otra hermana que se merece más, pero soy yo”, manifestó la religiosa en contacto con Telefuturo.

La base de la vestimenta de la Madre Santa es de ao po’i; encima lleva una tela de seda, luego satén y luego se le coloca la capa azul, que es de pana. Este lleva hilos de oro y lentejuelas. La indumentaria se utiliza cada 8 de diciembre y el resto del año lo guardan bajo llave.

“Antes, venía a buscarme desde Asunción la señora Victoria de Añazco para vestir a la Virgen. Ella falleció en 2003, dese ahí me quedé yo para esto. Vamos siempre entre dos personas para vestirla”, comentó la hermana.

A estas horas se observa un intenso movimiento frente a la Basílica. Para esta tarde se espera la mayor cantidad de peregrinos para la serenata a la Virgen.

Dejá tu comentario