Actualidad

La historia del trancado en la ventana en pleno año 2021

Se olvidó de las llaves: la novia y su abuelita intentaron ayudarlo.

Colgado por una hora y casi sin poder respirar quedó ayer Marcos Martínez por la ventana de su casa en Mariano Roque Alonso.

El muchacho de 24 años estaba tan apurado que se olvidó de las llaves de la puerta en casa de su novia, en donde recibió el Año Nuevo. Pero como tenía que viajar sí o sí a Misiones y no quiso hacer otra vuelta más, cerca de las 5:30 de la mañana intentó entrar por la ventana, pero su panza se quedó atorada.

Sin duda este episodio es considerado uno de los casos más insólitos que trajo consigo el 2021. Pero a quien casi le dio un patatús fue a su abuela de 80 años que intentó socorrer a su nieto con todas sus fuerzas. La doña no tuvo éxito. El segundo intento lo hizo su novia, pero tampoco pudo.

“Cuando era chico entraba por ahí, pero ahora ya no”, dijo Marcos a EXTRA . El joven contó que incluso su novia intentó derribar la puerta con una patada, pero al ver que no lo iba a lograr llamó a los bomberos voluntarios.

La chica estaba tan desesperada que le dijo a los socorristas que se apuren porque su novio se estaba sintiendo mal. “Hubo un momento en que ya no podía respirar bien porque me apretaba la panza, por el peso mismo sentía que mi cuerpo se me estaba durmiendo y cada vez me sentía más débil, ahora sé que es difícil que mi casa se robe así nomás”, bromeó Marcos, ya que ni la chica pudo forzar la puerta.

Finalmente viajó

Así también señaló que varias veces pidió ayuda a sus primos, pero ni a palos se despertaron.

El simpático y a la vez peligroso episodio fue bastante comentado, ya que desde la página de “Emergencia 132” de los bomberos publicaron lo que había ocurrido. “Amigo fue de farra y se olvidó de dos cosas: la llave y que subió de peso, quiso ingresar por la ventana y el efecto de la cena hizo efecto, la ventana le dijo hasta acá llegaste y lo apresó, por suerte llamaron a los muchachos de K6 para hacer el rescate”, fue viral. El capitán Arnaldo Maldonado de la 6ª compañía de Mariano Roque Alonso fue uno de los intervinientes y mencionó que tuvieron que forzar la ventana para que el muchacho pueda entrar, abrir la puerta desde adentro, sacar las cosas y finalmente viajar.

Mesa y amor

Las redes sociales se llenaron de fotos de personas que recibieron el año debajo de la mesa, aparentemente ese ritual es para conseguir novio o novia, como en el caso de Griselda Bustos, de Asunción, quien no dudó en probar este método.

Fin del juego

Otras de las “cábalas” para terminar bien el año fue gritar todos juntos Jumanji, haciendo alusión a la película que tiene el mismo nombre, por lo tanto de esa manera el juego (refieriéndose a la pandemia) terminaría. Muchos se la creyeron y lo hicieron.

Ropa interior Plata, plata y más plata

Es lo que la mayoría busca ya que la crisis golpeó muy fuerte los bolsillos. Muchas personas, en su mayoría mujeres, optaron por usar la bombacha amarilla para tener dinero seguro y suerte para este año.

Dejá tu comentario