Actualidad

La historia del jardinero que tragó flor de espina

Estaba cortando pasto cuando la aspiró sin querer. El paciente acudió hasta el Hospital de Itauguá tres días después.

Un hombre de 38 años llegó hasta el Hospital Nacional de Itauguá y manifestó que no podía respirar con normalidad, además, desde hace tres días no podía comer nada debido a que sin querer “tragó” una espina, conocida como kapi’ati.

Rápidamente, los doctores lo examinaron y constataron que algo estaba en las cuerdas vocales lo que provocaba una inflamación. “En principio pensamos que el paciente tragó y que el cuerpo extraño estaría dentro del tubo digestivo, pero luego nos dimos cuenta que estaba en las cuerdas vocales”, contó a EXTRA el doctor Carlos Galeano.

El paciente es oriundo de Valenzuela, Cordillera, trabaja como jardinero y el martes se encontraba cortando pasto y según comentó a los médicos, metió en su boca la espina, de casi un centímetro, y en un momento dado lo aspiró sin querer, yendo a parar en la garganta.

El hombre no acudió al médico porque pensó que se le iba a pasar en unos días, pero en vez de mejorar, iba empeorando. Ya no podía tragar nada y cada vez le costaba respirar, además le hacía perder la voz.

Fue un éxito

“El paciente presentaba dificultad para tragar alimentos y también alteración en el tono de la voz. Tuvo mucha suerte que no obstruyó totalmente las vías respiratorias.”, manifestó el doctor.

El galeno contó que primero se le realizó una radiografía cervical pero no vieron nada. Entonces se le practicó endoscopia digestiva alta, donde se observó que toda la zona ya estaba inflamada.

“Procedimos a retirar con éxito y sin complicaciones la espina. El paciente fue dado de alta luego de 12 horas”, agregó.

Dejá tu comentario