Actualidad

La historia del canillita que es profe de guitarra clásica

Sueña con volver a los estudios que abandonó por tener que trabajar.

Todas las mañanas recorre las principales calles de Caazapá un canillita que, detrás de su imagen de humilde vendedor, esconde un valioso talento.

Se trata de José Irrazábal (36), a quien lo conocen como "Mbuya", por haber nacido en Mbuyapey, departamento de Paraguarí.

Él tiene en su currículum nada más y nada menos que el título de Profesor Superior de Guitarra Clásica y enseña en su tiempo libre.

"Hace como 20 años, decidí venir a Caazapá a estudiar para ser maestro de escuela, llegué hasta el segundo año, pero como la vida es dura y te pone en distintas circunstancias, tuve que dejar de estudiar”, dijo evidenciando cierta tristeza.

Así lo destacó el Grupo Fuente Paraguay Caazapá que publicó su historia en Facebook.

Doble faceta

Es así que en muchos fines de semana cambiaba ese atuendo que le protegía del sol (chaleco y quepis), y se ponía su mejor camisa para tocar en los festivales.

Antes de la pandemia, solía ir todos los martes de tarde a enseñar en el Instituto Guaireño de Villarrica en un viaje de 40 minutos desde Caazapá.

“Estudié ahí ocho años para ser guitarrista y practico todas las tardes para no perder el ritmo”, mencionó a EXTRA.

Repertorio

Músicas paraguayas como Pájaro Campana, Floripamí y obras clásicas les enseña a sus 10 alumnos de todas las edades, a quienes sigue enseñando a través del wasap, por más de que haya dejado de cobrar en el instituto por la cuarentena.

“Muchos me miran y seguro piensan que ni siquiera la escuela terminé, pero se equivocan, por eso no es bueno juzgar a nadie por su apariencia”, reflexionó.

En lo económico, su meta de todos los días es vender más de 50 diarios (que le llegan a las 07:30) para antes del mediodía.

"Mbuya" comentó que no pierde la esperanza de volver a seguir sus estudios de docencia: “aún soy joven y nunca es tarde para estudiar”.

No obstante, reconoció que tendría que dejar de trabajar para dedicarle el 100% de su tiempo a su estudio.

Respecto los comentarios positivos que tuvo su historia en las redes sociales, mencionó que siempre sintió el cariño de la gente.

Dejá tu comentario