Extra

Actualidad

La historia de amor de una chofer de MUV

Una española hizo de cupido y le presentó a su amigo.

Unas vacaciones en Paraguay, se extendieron por siete años para José Manuel Morato, un español que adoptó como su segunda nación a nuestro país.

Pepe, como lo conocen sus amigos, llegó a Asunción mediante su amiga Isa, una compatriota suya que ya llevaba algunos años en Paraguay.

Cuando eso, todavía no sabía que su corazón anclaría aquí, que tendría a Isa como cómplice de cupido y que el amor de su vida iría al mando de un móvil de MUV.

Todo empezó a principios de año, cuando la española hizo un pedido a través de la App. Para su sorpresa, la choferesa era Mónica Alderete.

La chica de 26 años, de ojos claros y sonrisa contagiosa le cayó súper bien, tanto que le pidió su número y luego de varios viajes, le propuso presentarle a un amigo, Pepe.

Pero José por varios días no le hizo caso a la propuesta de Isa, hasta que ella por poco le obligó a escribirle a Mónica.

Fue así que el 11 de abril se escribieron por primera vez y se cayeron tan bien, que pactaron un encuentro en la Costanera de Asunción para tomar tereré. “Fui cautelosa por miedo a que sea algo raro (peligroso), pero cuando nos conocimos nos flechamos directamente”, contó Mónica a EXTRA.

José por su parte recuerda aquel caluroso día algo diferente, pues por tres horas buscó a la chofer de Muver, mientras ella temerosa se escondía de él.

“La insistencia de Isa fue clave. Era raro, porque era ella la que me decía que me centrara. Pero era por algo nomás”, dijo el español.

Desde aquel día su amor creció desmedidamente. Eran tan compatibles que por esas raras casualidades de la vida, incluso, ambos nacieron el mismo día: 19 de junio, con diferencia de 12 años. Hoy día, él tiene 38 y ella 26 primaveras.

Un par de meses después, se enteraron de que la familia se agrandaría: un bebé venía en camino. Entonces, decidieron viajar a España a informar a los suegros que unirían sus vidas. En octubre se casarán en Caacupé por el civil, con una onda campestre. Y por iglesia en España, el año que entra.

Destino marcado

Mónica contó que ella había quedado sin laburo el año pasado, por lo que decidió vender su auto. Pero luego se le prendió la lamparita y decidió ser choferesa de MUV.

Agregó que tienen pensado darle el nombre de Isa a su bebé si es nena, y si viene varón, el nombre del marido de ella. El día del casamiento en España, también bautizarán al bebé.

Dejá tu comentario