Actualidad

La farra de 15 años que acabó con 21 detenidos

Escrachan a funcionarios que se reunieron a tomar.

Un grupo de adolescentes se reveló contra toda la cuarentena y participó el sábado por la noche de un festejo de 15 años en el barrio Ricardo Brugada de Asunción, conocido como la Chacarita.

Los globos, las luces y la música hicieron volver a los jóvenes a aquellos tiempos previos al COVID-19 en los que se podía farrear sin tapabocas.

En imágenes filtradas a la Policía se pudo observar lo pegados que estaban bailando en una precaria pieza de 4 x 6 metros.

“Había 14 menores y 7 mayores. Era un caldo de infección porque vos sabés cómo son las casas precarias debajo del ex Cabildo”, explicó el Crio. José Martínez, de la Comisaría 5ta. Metropolitana.

El incidente ocurrió sobre las calles 14 de Mayo y Playa en la propiedad del padrastro de la quinceañera, Wilfrido Alberto Brítez.

Quisieron seguir

La Policía Nacional acudió al lugar a la 1:30 de ayer tras recibir la denuncia de los vecinos y les invitó a los participantes a retornar a sus casas, pero algunos se opusieron y siguieron farreando.

Fue entonces cuando los agentes usaron la fuerza y hasta dispararon balines de goma que llegaron a impactar contra algunos de los adolescentes. Tres policías, entre los cuales estaba el propio comisario Martínez, fueron agredidos.

Un total de 21 personas entre menores y mayores de edad fueron detenidas y puestas a disposición del Ministerio Público.

Tres de ellos quedaron bajo el cargo de oponer resistencia contra la autoridad y 18 por violar la cuarentena y la restricción horaria de 21:00 a 5:00. El pasado 3 de mayo la policía ya había irrumpido en una boda en Luque, donde arrestó a 16 personas.

Funcionarios armaron chupi

Muy contentos se pudo observar a directivos del Senave que supuestamente se reunieron a festejar su traslado a Petropar con mejores salarios, el viernes pasado.

EZS3PncWAAMg2X5.jpg
En la reunión se olvidaron del protocolo sanitario.
En la reunión se olvidaron del protocolo sanitario.

Se les observa sin tapabocas, a una distancia menor al de un metro prudencial. Se trataría de Rodrigo Núñez, director general de Administración y Finanzas; Carlos Meza, director de Administración; Cynthia Cantero, jefa de Control Interno y Liz Irala, quien será secretaria privada del presidente de Petropar.

El anterior escándalo de funcionarios públicos se desató en la gobernación de Central, donde fue investigado el mismo Gobernador Hugo Javier.

Dejá tu comentario