Extra
Destacados

Actualidad

La familia Pimienta se dio el gusto y se juntó

Dos hermanos tardaron 82 años en conocerse y poder abrazarse. Emotivo encuentro familiar en Caapucú, Paraguarí.

Entre abrazos y lágrimas de emoción, los parientes iban llegando a la casa de la profe Nilsa, para la tan ansiada reunión de los Pimienta/Pinienta, en Caapucú, Paraguarí. El encuentro fue planeado desde hace dos años, pero recién ayer se pudo concretar. Para la ocasión, mandaron confeccionar una remera especial.

“Formamos un grupo de wasap entre primos y tíos que viven acá en Caapucú, después se fueron uniendo otros parientes que viven en Asunción, San Juan (Misiones), Chaco y Argentina. De la nada un primo dijo para hacer la reunión, a todos les gustó pero muchos no podían, por eso dos años después recién logramos”, contó Nilsa Pimienta, dueña de la casa donde fue la cita.

Unas 70 familias, dispersas por Paraguay y Argentina, fueron a Caapucú y compartieron un asadacho, con distintos tipos de ensaladas, sopa paraguaya y chipa guasu. Para los más pequeños hubo tortas y dulces.

“Mandamos hacer una remera especial para que tengamos un lindo recuerdo de este evento. Sinceramente a muchos ni les conocía, si nos llegáramos a cruzar por la calle, no los reconocería” afirmó la profe Nilsa. Los familiares no descartan volver a hacer otro encuentro.

Don Teodoro Pimienta (79) viajó desde Villa Hayes para conocer a su hermano Pánfilo Pimienta (82). Ambos lloraron de la emoción al poder abrazarse. “Mi papá solo quería conocerlo antes de que se fuera de este mundo y se le cumplió el sueño”, manifestó Rumilda Pimienta, hija de don Teodoro.

Dejá tu comentario