Extra

Actualidad

La brigadier que tiene a su cargo a más de 400 hombres

Una joven demostró que ser mujer no es obstáculo para competir. Sus excelentes calificaciones la colocaron como la cabeza visible de todos los cadetes de la Academia de Policía. En una ceremonia que se llevó a cabo ayer ascendió a Brigadier.

Elsa Edelira Galeano, a sus cortos 23 años, demostró que ser mujer dentro de las filas policiales no es un obstáculo para competir.

En una emotiva ceremonia llevada a cabo ayer, la joven recibió el grado de Brigadier en la Academia Nacional de Policía “Gral. José Eduvigis Díaz”.

Ascendió al rango gracias a sus excelentes calificaciones, que la colocaron como la cabeza visible de todos los cadetes de la institución.

Muy segura de sí misma, la joven cordillerana contó cómo se ganó el respeto y la admiración de sus camaradas.

“Ponerle mucha dedicación al estudio, sin tener en cuenta el cansancio, y poner el mayor de los empeños en todo lo que uno hace, es el camino”, declaró Elsa.

Derribando las barreras del prejuicio por ser mujer, la uniformada expresó que todavía hay cierto grado de machismo en los cadetes varones.

brigadier 2

“Hoy en día se lidia bastante bien con ellos, pero siempre cuesta porque hay un poquitito de ese machismo, allá en el fondo”, manifestó. Para la mejor alumna de la Academia, tener la frente en alto, a veces mano dura y sobre todo mucha actitud, son las claves para mantener el liderazgo.

Actualmente la Academia cuenta con 401 cadetes varones y 178 mujeres desde el primer al cuarto año, todos bajo el mando de la flamante Brigadier.

brigadier 4.jpg

Elsa tiene bien trazados sus objetivos: a diferencia de muchas de su edad, está alejada de las redes sociales. “No me gustan, solo me manejo por WhatsApp y la verdad que creo que me harían perder mucho tiempo”, expresó.

Meta

La joven oriunda de San Bernardino es la mayor de cuatro hermanos y, por su puesto, el orgullo de la familia Galeano. Hablando de su vida personal, Elsa contó que está solterita. “De momento tengo otras metas y tampoco llegó aún la persona adecuada”, detalló.

Sin embargo, tiene su ideal de hombre que debe ser: “detallista, ser amante de la familia, y respetuoso”. Y en algo si fue tajante Elsa jamás perdonaría una infidelidad.

El próximo paso en la carrera de la cordillerana es ascender al grado de Brigadier Mayor, para lo cual deberá mantener sus notas en el primer ciclo de los exámenes.

“En junio, después de rendir, sabré si me convertiré en Brigadier Mayor”, culminó.

Dejá tu comentario