Extra

Actualidad

Kelembú pide hacer análisis “íntimo” a Zacarías Irún

Un escándalo se desató en Ciudad del Este por la guerra judicial entre el polémico concejal Celso “Kelembú” Miranda y el electo senador colorado, Javier Zacarías Irún.

En la mira: Kelembú, con la loca propuesta, busca presentar pruebas contra ZI.

El edil envió un insólito escrito a un juez, en el que solicita el peritaje anal e informático del político esteño.

"Yo tengo que defenderme y demostrar que él es pu..., porque él me demandó por calumnia y difamación", explicó Miranda a EXTRA.

El caso fue elevado a juicio oral; el pasado 17 de julio venció el plazo para la presentación de las pruebas y Kelembú mandó redactar el polémico documento.

En el escrito solicita un análisis médico-científico para determinar “si el ano de Zacarías Irún se conserva sin foliaciones o penetraciones”. Además, pide determinar con el estudio “si las paredes anales no presentan lesiones” e inclusive, la frecuencia de los actos sexuales, si los hubiere. "Pedí el peritaje informático también del video que fue tapa de un diario, donde se ve a Zacarías Irún de cuatro", explicó Kelembú.

Contó que él mismo ya se encargó de peritar la filmación y asegura que el protagonista es el exintendente de CDE. El escrito tiene la firma y el sello del abogado Julián Benítez, quien aseguró que fue engañado en su buena fe.

Polémica firma

“Ese día yo estaba en apuros; mi colega Miguel Ángel López me alcanzó en el pasillo y me dijo que quería usar mi sello y le dije que sí. Me dijo que era una solicitud de copias y nuevo juicio oral, pero yo no leí todo el contenido”, relató.

Sin embargo, López desmintió esta versión. “Yo le dije que era un escrito de Kelembú contra Zacarías Irún y que era para presentar pruebas; leyó él y firmó, de pleno conocimiento firmó”, insistió. El letrado, al ser consultado si corresponde o no este tipo de pedidos, fue tajante. “Corresponde porque como es una querella privada donde se habla de difamación, calumnia e injuria. La injuria es cuando uno divulga una falsedad contra una persona y para comprobar se puede pedir un análisis científico”, explicó.

Ahora, solo resta esperar si el Juzgado dará lugar al pedido.

Embed