Extra
Destacados
clima
28º C
G 6280
Dólar venta
G 6200
Dólar compra

Actualidad

Karumbemoto apareció en Villarrica y se armó guarará

Asociación defiende la tradición de la capital guaireña.

La parada de karumbes está al costado de la Terminal de Ómnibus de Villarrica, en un lugar exclusivo donde no puede estacionar otro tipo de vehículos, dando la opción al cliente de elegir a qué karumbe quiere subir.

Hace días, la foto de una “karumbemoto” está recorriendo para el asombro de los villarriqueños. En sus principales páginas locales se divulga, pero nadie sabe dónde encontrar a este misterioso “karumbecero”. En redes sociales aplauden el cambio del caballo por un motor. “Hacen sufrir a los animales. La tracción animal ya tiene que terminar”, escribió Jorge Segovia, un internauta.

En un conflicto

Y por si no faltaran problemas entre taxistas, muvers y ubers, Celso Acuña, presidente la Asociación de Karumbeceros, se plantó ante la intención de esta nueva movilización.

Don Celso, a sus 60 años, comparte su pasión por la tradición, y hace 28 años que trabaja con el karumbe. Indicó que el sujeto se llama Juan Meaurio y que, si bien pertenece a su asociación, dicen que no están dispuestos a dejarlo en la parada. “Lo que sé es que estuvo mucho tiempo en Argentina. Ahora inventó esta nueva forma de karumbe, pero eso no es tradición. La gente viene acá porque quiere pasearse en caballo”, expresó el señor.

karumbé ok.jpg

Cháke

Don Acuña adelantó que no van a permitir que el nuevo karumbemoto opere cerca de la zona donde trabajan los 16 karumbeceros. “Si le vemos cerca de nuestra zona, vamos a sacarle con arreador, pero por caradura nomás”, advirtió.

El presi indicó que los “verdaderos karumbeceros” realizan servicios a la comunidad.

“Para las personas humildes o embarazadas no cobramos nada, porque mas allá de tener un ingreso económico, lo más importante para nosotros es el servicio al prójimo", mencionó.

Buscamos al motocarritero: si lo conocés, ¡avisános! (0982) 555 583

No obstante, los turistas que deseen conocer la ciudad a bordo de un karumbe, tienen que abonar un arancel de G. 20.000 a G. 30.000, si desean una vuelta por la terminal.

“Pero si buscan hacer turismo, el precio sube un poco más. Les mostramos varios lugares, como por ejemplo donde vivía el general Bernardino Caballero, también los poetas Manuel Ortiz Guerrero y Natalicio Talavera. Tenemos museos, iglesias, parques y muchas atracciones”, finalizó el trabajador.

Mantener un caballo cuesta mucho

Don Celso Acuña aseguró que cuidan muchísimo el bienestar de sus caballos. Aseguró que ninguno es maltratado. “Hay que andar por el caballo. Me levanto a las 4:00 para darles pasto fresco, porque el animal tiene que comer con rocío del alba para que sean sanitos. Después darles de comer cada tanto, darles agua. Mis caballos recorren dos a tres horas nomás al día”, dijo Acuña, dueño de Carolina, Ponzoña, Soco Troco, Mariposa y otros caballitos.

Dejá tu comentario