Extra

Actualidad

Justicieros fronterizos mataron a tres en Pedro Juan Caballero

Según manuscrito dejado por los criminales, las víctimas eran robacoches, uno de ellos, policía.

El clima dominical estaba de lo más agradable. El reloj marcaba las primeras horas de ayer, cuando un estremecedor suceso dejó consternados a los lugareños.

En una colonia denominada Aceite’i, distante a 35 kilómetros de Pedro Juan Caballero, fueron encontrados tres cuerpos sin vida. Atados de pies y manos, los cadáveres tenían cerca suyo un mensaje: “Por robar inocente. No robar camioneta”. La firma ya es conocida: “Justicieros de la Frontera”. Acompañaba al escrito unos dibujos de coche, algo mal hechos.

Las víctimas fueron identificadas como Delio Roselver Santacruz (31), Venancio Ramón Romero (27) y Pedro Yanel Barúa (35), este último agente de policía.

El subcomisario Arnaldo Acosta dijo a EXTRA que se trata de un ajuste de cuentas. “Hay muchas quejas por ellos. Ellos solían hacer robos de vehículos según los datos”, afirmó el subjefe de Investigación de Delitos de Amambay.

En las inmediaciones de los cuerpos fue encontrada una camioneta de la marca Ford F-1000 sin chapa.

Dos cuerpos presentan dos impactos de bala a la altura de la cabeza, mientras que el tercero solo uno, detalló el oficial Nelson Domínguez, de Criminalística de la Policía.

Hasta el sitio llegaron familiares de los fallecidos, entre los cuales la esposa de uno de ellos afirmó que el trío salió con destino a un establecimiento rural, supuestamente para dar de comer a unos animales con la promesa de regresar a casa en la mañana de ayer.

Domínguez señaló que todos fueron acribillados en el lugar del hallazgo, pero aparentemente fueron maniatados en otro sitio y arrastrados hasta allí. El caso fue comunicado al Ministerio Público, desde donde investigan el triple crimen.

Preso en su casa

Pedro Barúa había sido detenido en enero pasado luego de que fueran ubicadas en su domicilio dos camionetas denunciadas como robadas en Brasil.

Tras pasar una temporada en la cárcel, fue beneficiado con prisión domiciliaria, que debía cumplir en el barrio San Juan Neumann de Pedro Juan Caballero. Igual seguía con estado activo en las filas policiales, pese a cargar encima su proceso por asociación criminal.

Dejá tu comentario