Actualidad

Justiciero anónimo arrolló con su auto a un motochorro

Asaltaron a un joven, el desconocido presenció el hecho, los persiguió con su vehículo y les chocó.

Édgar Medina

Corresponsal

Los pobladores de Ciudad del Este, ,Alto Paraná están hartos de la gran cantidad de motochorros y asaltantes en las calles de la ciudad desde hace unas semanas. Hay una oleada de robos de celulares, computadoras y hasta prendas de vestir en las calles, afirman.

Ayer a la noche, en el kilómetro 11 Monday de la ciudad, tras un asalto, un desconocido persiguió a los dos motochorros que perpetraron el hecho y los embistió arrollando a uno de ellos y dejándolo inconsciente en la calle, mientras que el otro huyó.

El supuesto motoasaltante herido, identificado como Pablo Alexis Flores, fue rescatado por lo bomberos y ahora está grave en el Hospital Distrital de Minga Guazú. Los policías que intervinieron encontraron junto al joven una pistola calibre 22 y tres cartuchos de bala.

Ola de asaltos

Un adolescente de 16 años fue despojado de su celular en la vereda de la escuela Santa Catalina, ubicada en el kilómetro 8 Monday, de Ciudad del Este, donde reside con su familia. Los autores son dos desconocidos en una motocicleta de color azul, modelo clásico, con roncador, según la denuncia. Uno de ellos, le apuntó con un revólver para despojarle de su aparato.

Otro motochorro asaltó a Myrian Lesme y le quitó dos teléfonos en el barrio Remansito de Ciudad del Este, al mediodía del lunes.

Dos motoasaltantes redujeron a punta de arma de fuego a Ludy Montiel de Colmán, de 55 años, en el momento en que llegaba al Dispensario Médico Municipal, ubicada en el kilómetro 10 Acaray, para despojarla de sus pertenencias.

Los marginales se alzaron con un automóvil de la marca Toyota, modelo Premio, con matrícula XBC696, documentos personales, Gs. 500 mil y un teléfono de la víctima.

Las compañeras de trabajo de la afectada relataron que los desconocidos llegaron frente al local, con intenciones de ingresar al lugar, cuando apareció la Montiel de Colmán y se dirigieron hacia ella.

Uno de los asaltantes golpeó el vidrio del vehículo con el arma y apuntó a la víctima, para exigirle la llave. Luego, subió al vehículo y tomó rumbo desconocido, escoltado por la motocicleta en la que estaba su cómplice.

En ese sector ya se había producido otro asalto a funcionarios de Salud. El hecho ocurrió el 29 de diciembre pasado en la Unidad de Salud Familiar del kilómetro 11 Acaray, donde dos motochorros también habían robado un automóvil a Nancy Ovando, obstetra.

Dejá tu comentario