Extra

Actualidad

Jóvenes quieren ser bomberos para salvarse de ir al cuartel

Aumentaron consultas sobre cómo formar parte de compañías. "Aquí se aprende a ser responsable y también hay descuereo", avisó comandante.

Un chorizo de llamadas fue lo que recibieron varias compañías de bomberos desde que se dio a conocer la obligatoriedad del Servicio Militar. Desde entonces, los jóvenes que no quieren ir al cuartel gestionaron su carnet de objeción de conciencia. Pero para que estén liberados de ese “compromiso”, también deben hacer un servicio social.

Como pólvora corrió la voz de que los bomberos están excluidos de ser cuarteleros, razón por la que muchos se interesaron llamativamente en el voluntariado.

Marcelo Galeano, comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Luque, reveló a EXTRA que recibieron demasiadas consultas al respecto. “Ser bombero no es cualquier cosa, lo que podrán hacer aquí es su servicio comunitario”, dijo. Para ello, anunció que se hará una academia paralela a la del grupo de aspirantes que sí tiene vocación para serlo.

“Para los objetores tendremos clases básicas donde se les enseñará a ser respetuosos, responsables y otros valores, además de un curso de primeros auxilios básicos y cómo reaccionar ante incendios domiciliarios, luego les entregaremos constancia pero hasta ahí”, agregó.

Galeano dijo que están dispuestos a recibirlos y que pueden inscribirse sin problema. “Mientras sea para ayudar, abrimos las puertas”, sostuvo.

“No es fácil como piensan”

Pero para el socorrista Alcides Brítez, comandante del Cuerpo de Bomberos de San Roque González- Tavapy, formar parte del grupo no es tarea fácil.

“No es como ellos creen, para empezar, uno debe tener vocación para servir, no venir a la institución para zafarse de algo, en este caso, del cuartel”, opinó.

El voluntario mencionó, para aquellos que no saben, que en cada compañía hay reglas que obedecer y compromisos que cumplir. “Aquí es un cuartel de bomberos, se enseñan muchas cosas que demandan responsabilidad, se aprende la disciplina y algo muy importante: también hay descuereo para formar socorristas que actúen en cualquier situación de urgencia, no venimos huyendo de una responsabilidad sino a cumplir con los más necesitados”, añadió.

Según su punto de vista, y respetando las excepciones, lo único que quieren hacer los objetores de conciencia es “obtener un carnet para evitar ir al cuartel”.

Contó que está pendiente una reunión para saber si abrirán la Academia este año. “Hay muchos interesados pero veremos qué decide la Comisión Directiva”, apuntó.

Dejá tu comentario