Actualidad

Intervienen tienda por muerte de su empleada

Cajera falleció intoxicada por inhalar gas letal. "Nos tienen callados, quieren ocultar cómo murió", dicen .

Casi 2 horas trabajó en medio del humo tóxico Emilia Cardozo (21), empleada de la cadena de tiendas Biggies. Falleció ayer en IPS a raíz de una intoxicación.

Luego de la intensa lluvia que hubo el jueves a la mañana en San Lorenzo, la sucursal del negocio, que queda sobre Manuel Ortiz Guerrero y Resurrección, se quedó sin electricidad, por lo que los empleados prendieron el generador.

En minutos, un gas letal se apoderó del ambiente y descompensó a todos.

El comisario Jorge Miranda, jefe de la Comisaría 1ª de San Lorenzo, relató que a eso de las 10:00 de la mañana recibieron una llamada de socorro de los empleados y fueron a auxiliarlos. “Todos estaban conscientes y caminando cuando les auxiliamos", indicó el uniformado.

Emilia, como cajera no abandonó su puesto a pesar del fuerte olor. El informe médico de su deceso fue contundente: "shock distributivo por intoxicación por hidrocarburo".

“El gas que soltaba el generador debía ir afuera, pero este llenó el local para dentro y esto les hizo mal”, contó uno de los empleados que trabaja en la empresa.

Una de las empleadas del local dijo a EXTRA que fue la misma Emilia la que habría prendido el generador, pese a que su función era la de cajera.

“Nos tienen callados a todos, quisieron ocultar cómo murió, no nos dejan despedirnos de ella ni en Facebook. Callan a sus familiares”, lamentó.

Intervenida

Tras las denuncias, el Ministerio de Trabajo intervino ayer a la tarde el local.

Luis Orué, viceministro del Trabajo, dijo que la cadena de tiendas será sumariada y recibirá una millonaria multa por cada empleado afectado, en tanto, la Fiscalía ya investiga las circunstancias de la muerte de la joven.

“Es la primera vez que tomamos un caso por denuncia anónima, pero esta vez recibimos decenas de denuncias contra esta empresa”, resaltó Orué.

Amenazados

Varios empleados de la cadena mencionaron a EXTRA que tras la muerte de Emilia, sus jefes les “prohibieron” hablar del tema y menos despedirla en las redes sociales. Recursos Humanos del minimercado pidió evitar el “morbo” explicando que están cubriendo todas las “necesidades” de la familia enlutada.

Luis Orué resaltó que hay varias cosas raras dentro del negocio. Entre ellas que el generador tenga su escape dentro del local y que los empleados sigan laburando pese al humo.

Dejá tu comentario