Extra

Actualidad

Insólitos y dolorosos "accidentes sexuales"

Sexólogo habló a EXTRA sobre casos más frecuentes en el país.

Un chico de 16 años quiso satisfacer sus deseos sexuales pero de una forma diferente: buscó un caño y se le atoró el miembro al simular que tenía relaciones con una mujer. Ocurrió en Malasia y el adolescente terminó en el hospital.

En Paraguay también suele haber este tipo de accidentes, según el doctor Juan Javaloyes, sexólogo. "A lo largo de mi carrera médica recibí varios casos: una vez una pareja se trancó. La mujer tenía un espiral vaginal y la punta del prepucio del hombre se trancó, vinieron en una ambulancia y estaban tapados", recordó.

"Tengo más casos de hombres, que venían con un consolador atorado, desodorantes que se destaparon dentro del recto y hasta tuve un historial rarísimo donde mi paciente se masturbó con un hueso que le cortó", continuó el profesional médico.

Javaloyes relató que en una ocasión a una mujer se le tuvo que anestesiar en sus partes íntimas para poder sacarle la banana que se le atascó.

Bien frecuente que los perros queden “pegados” en pleno apareamiento, pero en la especie humana también el fenómeno ocurre. "Lo más insólito fue que en una ocasión vino una pareja a mi consultorio, porque una mujer le sacó casi toda la piel al pene de su compañero sexual y ella le mordió al tipo porque no tenía erección. Le tuvimos que hacer la circuncisión, sangró un poco”, reveló el especialista.

El sexólogo se refirió a la frecuencia de estos “accidentes” sexuales en Paraguay y sostuvo que él siempre recibe 10 casos al año en su consultorio.

¿Dónde acudir?

Según el Ministerio de Salud, el sitio donde atienden los “accidentes sexuales” es en el Hospital de Trauma, en Asunción. Pero afirman que muchos pacientes empeoran su cuadro por vergüenza, al tratarse de algo íntimo, y no acuden a tiempo.

Estas son la cosas que más se atoran “ahí”

  • Vibradores
  • Envases de desodorante
  • Banana
  • Pepino
  • Caño
  • Botellas
  • Palos de madera
  • Envases de champú
  • Estimuladores que se manejan con una App, vía celular
  • Un hombre llegó a cortarse al masturbarse con un hueso, en nuestro país.

Dejá tu comentario