Actualidad

Insólito: tenía 150 gallinas y ahora solo le quedan tres

Toda una comunidad de Capiibary está harta del robo de aves. La policía detiene a los ladrones, pero luego los sueltan otra vez.

“Che kuerái”, es la expresión que usó Claudia Burgos para describir la rabia que siente por los constantes robos de gallinas que sufre no solo ella, sino la comunidad entera de 12 de Junio de Capiibary, San Pedro. De tener 150 gallinas, ahora solo le quedan tres.

Según contó, un vecino con su familia completa es la que se “dedica” a robar las aves. “Sabemos quiénes son, creamos una comisión vecinal y nos fuimos a hablar con los padres de los ladrones, pero ellos negaron todo, defendiendo a sus hijos”, contó a EXTRA la señora Claudia.

También denunciaron en la comisaría, donde los oficiales llevan detenidos a los acusados, pero horas después, los dejan libres. “Dicen que nadie puede ir a la cárcel por robar gallinas”, sostuvo la doña.

Fueron echados

Por otra parte, contó que llegaron a un acuerdo con la familia, de cambiar de terreno. Se fueron unos días, pero luego fueron echados por los vecinos de la zona, pues nadie los quería por la mala fama que tienen “y tuvieron que volver, para nuestro tormento”, añadió la señora, quien aseguró que va a seguir criando el doble de gallinas a pesar del saqueo.

En la pieza

Por su parte, ña Ramona Benítez, quien tenía 100 gallinas y ahora solo le quedan apenas 10, dijo que ya no tendrá mucho. “No es simpático que una esté trabajando día y noche y otro venga a robar nomás ya e ir a vender tu esfuerzo. Yo me voy a quedar con estos 10 y si es posible los haré dormir en mi pieza para que ya no lleven de mí”, advirtió.

Según la denuncia, la familia agarra a las aves que están en la calle, patio, chacra y se van a vender al centro de la ciudad, para luego comprar caña y emborracharse.

Dejá tu comentario