Extra

Actualidad

Increíbles historias en torno al Pombero y el Jasy Jatere

Psicólogo dice que son historias, pero que no quiere negar su existencia.

Al enterarse del extraño caso del joven, que denunció haber sido llevado por el Jasy Jatere, la piel de don Gabriel Cáceres Benítez (56) se erizó completamente y recordó su experiencia cuando, según su relato, fue raptado por el ser mitológico. El señor cuenta que lo obligó a comer barro y gusanitos. Cinco días después, apareció en un pozo jugando truco.

“Yo escuchaba una voz de conocidos que me decían que vaya al monte para cazar animales, inconcientemente seguía todo lo que me decía. Me hacía pasar sobre troncos, me alzaba por los árboles y me daba de comer cosas raras como barro y gusanos”, alegó don Gabriel, quien dice que el Jasy Jatere fue el que lo llevó a un monte de la comunidad 3 de Febrero de Ñu Pyahu, Caazapá.

Le persigue

Aunque ya pasaron 26 años de aquella experiencia, Cáceres dijo que hasta hoy día sienten que le persigue.

“A veces, cuando me voy a la chacra, de repente parece que algo se enreda por mis pies y me echa, pero al mirar no había nada”, aseguró. Él cree en el ser mitológico y reza cuando siente su presencia.

Culpó al Pombero de garrotearle

Luis Cáceres (26) dijo haber sido atacado por el Karai Pyhare en abril de este año, cuando volvía de un cumpleaños, en compañía de su señora e hija.

Según el joven, algo extraño y negro le agarró del cuello y lo tiró por los árboles, luego le pegó por el estómago. También dijo que en un momento tomó del brazo al ser y sintió que era algo peludo, por lo que asegura que el Pombero fue quien lo atacó.

Apareció atado a un árbol

Un adolescente de 16 años había desaparecido en noviembre del 2016, en San Felipe, distrito de Santiago, Misiones, y fue encontrado al día siguiente. Estaba mareado, con arañazos en todo el cuerpo y atado a un árbol de eucalipto de 6 metros de altura.

Luego de unos días, recuperó la conciencia y dijo que no se acordaba de nada, mucho menos de cómo subió al árbol. Solo recordaba haber visto cuatro bultos (no pudo precisar si eran personas) que le hablaban y le decían que él era el “elegido”.

Los familiares y pobladores de la zona atribuyen el misterioso caso al Pombero, ya que hace unos años atrás, estos mismos “bultos negros” lo habían golpeado.

Dice ser amigo del Pombero

Don Carmelo Garcete, de Acahay, Paraguarí, contó que cuando era joven se hizo amigo del Pombero, quien supuestamente le cuidaba y le hacía llegar sano y salvo a su casa.

La anécdota que nunca olvidará es cuando fue a una fiesta y le agarró una torrencial lluvia. Esperó a que escampara, pero el arroyo que debía cruzar se desbordó y llevó la madera que utilizaban como puente. Él asegura que su “amigo” el Pombero fue quien lo ayudó a cruzar y llegó a su casa sin mojarse.

Don Carmelo asegura que el karai pyhare existe hasta hoy día, ya que por las noches escucha sus silbidos y recomendó nunca “tentar” al Pombero, porque si se enoja puede ser muy malo.

Extraño ser mató a gallinas

Pobladores del barrio San José de Ybycuí, en Paraguarí, quedaron atemorizados luego de que aparecieran cientos de gallinas decapitadas y sin corazón, en febrero de este año.

Otros animales domésticos también fueron atacados por el ser extraño, por lo que pusieron rosarios a los perros. Algunos dijeron que se trataba del Luisón, pero hasta hoy día nadie pudo explicar quién puedo matar tantas gallinas.

Dijo que la tiró a un pozo

Un extraño caso vivió doña Bernarda Cano (54), quien dijo que un ser misterioso, de estatura mediana, le agarró de la mano al salir del baño y la llevó por ahí. Como fue la segunda vez que vio al extraño ser, le dio un puñetazo, pero de nada sirvió, ya que el ser le sujetó aún más fuerte y la arrojó a un pozo de 38 metros. La doña estuvo casi 24 horas en la profundidad, que contenía 7 metros de agua. Sus vecinos la rescataron y la llevaron al hospital. Ocurrió en julio de este año, en San Pedro.

Asustar a los niños

El psicólogo Ramón Corvalán dijo que no puede decir si estos seres existen o no, pero que anteriormente con eso asustaban a las criaturas. Los que creen que existen son los del interior, donde aseguran haber visto a los seres mitológicos.

Aguas benditas

El sacerdote Miguel Ángel López, de Tobatí, contó que los pobladores le comentan que suelen presenciar cosas raras, por lo que mandan bendecir aguas y velas para espantar cualquier presencia mitológica. Además, él recomienda rezar el rosario.

Dejá tu comentario