Actualidad

Incendio en Petropar: pidió al Divino Niño que lo proteja

Un rayo cayó sobre el tanque de alcohol y se desató el infierno.

Al enterarse y al ver el fuego que había en uno de los tanques de Petropar, don Víctor Villalba despertó a toda su familia y les sacó afuera para luego mandarlos a un lugar seguro, mientras él decidió quedarse cerca de la casa para que nadie entre, pero no quedó solo, su santo, el Divino Niño Jesús, está con él.

“Él nos mandó a todos otro lado y él entró a la casa a vestirse y sacar a su santo y quedó ahí cerca a rezar”, contó Kathya, una de sus hijas, posteriormente no supieron más nada de su padre, pues quedó sin batería el teléfono del señor.

El hombre fue fotografiado por Chila Cañiza, que lo encontró sentado bajo un árbol orando para que pronto puedan volver a sus hogares y los proteja de todo mal.

La imagen se volvió viral, pues la inmensa fe de don Villalba transmitía paz y esperanza en un momento muy crítico que se vivió y se sigue viviendo en Villa Elisa, especialmente en los barrios Picada y Villa Hermosa, que colindan con las propiedades de Petropar.

El incendio comenzó cerca de las 01:30 de ayer, a causa de un rayo que cayó dos veces por uno de los tanques que contenía 3,5 millones de litros de alcohol.

El fuego seguirá

Los bomberos de distintas ciudades llegaron hasta el lugar del siniestro, pero las llamas no pueden ser sofocadas, por lo que solo realizan trabajos de enfriamiento.

20210201-004materialA,ph04_30391_24873543 (1).jpg
Un rayo cayó sobre el gigantesco tanque de alcohol.
Un rayo cayó sobre el gigantesco tanque de alcohol.

“Los voluntarios me dijeron que recién mañana (por hoy) o el martes el fuego se va a acabar, ya que se espera quemar todo el alcohol”, dijo el intendente de Villa Elisa, Ricardo Estigarribia.

Los vecinos, que viven hasta cinco cuadras a la redonda, fueron evacuados y llevados al Comité del PLRA, la Seccional Colorada y el tinglado de la Parroquia Virgen del Carmen, donde les ofrecieron desayuno, almuerzo y cena, además de colchones y frazadas, pero muchos volvieron a sus hogares por miedo a que se les robe.

El gran miedo que se tiene es que la estructura colapse y derrame más alcohol. “El peligro es latente, no podemos asegurar nada”, dijo el bombero Christian Vázquez.

Hay un plan de evacuación en caso de que el incendio empeore.

Dejá tu comentario